Un ejército que batalla produciendo

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 4 agosto, 2020 |
0
FOTO Rafael Martínez Arias

La Finca Avícola Clodomira Acosta, creada hace 13 años, es uno de los muchos ejemplos de como el Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) es una fuerza que ha asumido tareas y misiones de vital importancia para nuestro país.

Una muestra de lo anteriormente dicho es que los integrantes del EJT han contribuido, desde su fundación el 3 de agosto de 1973, al desarrollo económico de Cuba, y entre sus principales logros está la satisfacción de sus necesidades nutritivas y el apoyo a las demandas alimenticias de la población.

Ubicada en la periferia del municipio Bayamo, la referida entidad se dedica fundamentalmente a la producción de huevos, aunque las carencias de estos tiempos han motivado que en este lugar existan sembrados de varios cultivos, destinados completamente para el autoconsumo.

En un área que abarca una hectárea pueden observarse plantas de yuca, maíz, boniato, calabaza y mil 800 de plátano burro y fruta.

Según refirió a La Demajagua Nelson Castellano Álvarez, jefe de la Finca Avícola perteneciente al EJT, lo que allí se produce va destinado a los mercados de Bayamo y a la alimentación de los soldados, aunque han hecho una excepción con los pobladores más cercanos, y cada martes le ofertan huevos.

“Con la aparición del coronavirus hicimos una salvedad y le vendimos a algunas entidades, pero no es lo usual, solo lo hicimos para ayudar y cooperar con centros importantes de la provincia.

“De los 15 obreros que aquí laboran ocho son mujeres, las cuales trabajan en las naves con las gallinas, mientras que los siete hombres hacen guardia y trabajan en el área de autoconsumo.

“Nuestro plan anual es de 2 millones 200 mil y como avanzamos a buen ritmo, esperamos saludar el aniversario 47 del EJT con una cifra de millón y medio de unidades.

“A pesar de que las gallinas están un poco pasadas con el lapso de tiempo en que son más productivas y ameritan un reemplazo, siguen poniendo y aportando”.

Esta unidad aunque no alcanzará este año su cifra récord de 3 millones de huevos, sigue obteniendo niveles productivos que le permiten incentivar a sus trabajadores con salarios que oscilan entre los 2 mil y 2 mil 700 pesos.

Sin dudas, en la Finca Avícola Clodomira Acosta se reafirma que el EJT sigue siendo una fuerza importante en la satisfacción  de las demandas de alimentos, pues cuentan con un personal preocupado en dar lo mejor de sí en esta batalla por satisfacer las necesidades nutritivas de la población, la cual se gana desde cada puesto y trinchera productiva de este sui géneris ejército.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *