El Barça se deja medio sextete en San Mamés

Share Button
Por RT en Español | 14 agosto, 2015 |
0

MessiEl FC Barcelona se ha complicado, y mucho, uno de los grandes objetivos de la temporada, el sextete. El flamante campeón de la Supercopa de Europa recibió un duro corrrectivo en San Mamés ante el Athletic Club.

Un 4-0 que convierte el partido de vuelta en un reto heróico tras un disgusto mayúsculo. Una goleada que, por mucho que suene a soberbia, se fundamentó más en los incontables errores defensivos del equipo de Luis Enrique Martínez que en la honradez futbolística, el coraje y el trabajon del conjunto de Ernesto Valverde.

ROTACIONES

Luis Enrique había anunciado muchas rotaciones en su once inicial y cumplió con creces. No solo por los relevos, cinco, sino también porque muchos de los jugadores que se mantuvieron en el equipo cambiaron su posición en el esquema.

El regreso de Pedro Rodríguez al once fue lo más sonado; pero el inédito centro del campo Mascherano-Sergi Roberto-Rafinha o el tándem de centrales Bartra-Vermaelen confirmaron que ‘Lucho’ sigue decidido a apostar por las rotaciones en la campaña 2015-16.

El duelo arrancó con una posesión de balón del Barça casi absoluta frente a un Athletic Club que, además de estar condicionado por las importantes bajas -Iturraspe, Mikel Rico, Williams y Muniain- tenía muy presente el serio correctivo sufrido en la final de la Copa del Rey.

Sin embargo, el dominio del juego por parte del Barça no implicó que generara una sola ocasión en el primer cuarto de hora y, por el contrario, volvió a mostrar las desconexiones en el trabajo defensivo del equipo que le están costando más de un gol en la pretemporada.

EL ERROR DE TER STEGEN

Fue Ter Stegen quien personificó el problema blaugrana. Dos envíos suyos permitieron al Athletic Club crear sendas ocasiones de gol que aprovechó la segunda, una clamorosa cantada del alemán.

Su primer envío en largo (minuto 11′) permitió al rojiblanco Eraso disparar con peligro y Marc-André rectificó en parte su error sacando una buena mano y enviando el balón a córner.

Ter Stegen jugó el balón desde la frontal de su área con un cabezazo al medio del campo. El esférico le cayó limpio a Mikel San José quien vio adelantado al meta del Barça y no dudó: disparó a portería y a los 14 minutos estableció el 1-0.

BALÓN SIN OCASIONES

El Barça mantuvo de nuevo el control del balón y del juego tras estos cuatros minutos, pero sin profundidad ni capacidad para generar ocasiones claras de gol. Durante esta fase, la única aparición con peligro la protagonizó Luis Suárez en el minuto 27, pero San José desvió a córner su centro-chut. Por lo demás, el Athletic Club pareció tener un punto más de energía, más chispa; a la hora de presionar al rival y neutralizar a Messi como en el momento de salir al contragolpe.

Pese a todo, el Barça pudo igualar la contienda antes del descanso (45+1), cómo no, por medio de Leo Messi. En su única aparición en este periodo, el astro argentino aprovechó una falta forzada por Pedro en el balcón del área para lanzar un libre directo. Gorka voló hasta la escuadra derecha de su portería para desviar a córner el esférico cuando ya se cantaba el gol del genio de Rosario.

MÁS DESPISTES

Pareció que el Barça reaccionaba tras el descanso con una doble ocasión. Primero Pedro aprovechó un error de Laporte en el despeje para plantarse ante Gorka pero su disparo se estrelló en el larguero (50′). A continuación, el meta vasco desvió a córner un buen remate de Leo Messi tras el pase de Luis Suárez (51′).

Las incorporaciones de Andrés Iniesta e Ivan Rakitic debían dar más talento y criterio al centro del campo, pero de nuevo los errores defensivos abortaron el atisbo de recuperación blaugrana y abocaron al equipo a una terrible goleada.

El primero se originó en una pérdida de balón de Sergi Roberto; Sabin Merino se llevó el balón, se deshizo de Dani Alves y centró a la perfección para que Aduriz marcar el primero de sus goles de cabeza (53′) estableciendo el 2-0.

El Barça ya no levantó cabeza a partir de ese momento. Todo el cansacio acumulado de la final de la Supercopa de Europa, todas las dudas de la pretemporada, se juntaron en esa media hora.

Una nueva pérdida de balón, esta vez de Adriano (62′), originó el tercer tanto. Alves no supo despejar el centro, el balón le cayó a Aduriz que fusiló a un inoperante Ter Stegen.

ERA UNA FIESTA

San Mamés ya era una fiesta cuando a la salida de un córner Dani Alves concedió el enésimo fallo defensivo de la noche. Agarró descaradamente a San José en el área y el árbitro señaló penalti. Aduriz no perdonó el 4-0 ni su ‘hat trick’ (68′). Los jugadores y la afición rojiblanca tenían, por fin, su ‘vendeta’ de tantas derrotas ante el Barcelona en las últimas temporadas en la Liga, la Supercopa y la Copa, la más reciente la de la última final (1-3).

Pese a que restaban más de veinte minutos de juego, el Barça no fue capaz de rehacerse. La lluvia que caía sobre San mamés acabó de diluir el poco fútbol de un Barcelona que queda abocado a una remontada heróica para seguir aspirando al sextete. Lo peor, la imagen de vulnerabilidad ofrecida por el equipo y que ya mostró ante el Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .