El cáncer, una prioridad de la agenda científica internacional

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 18 febrero, 2017 |
0
Cáncer SaludLa Habana,- Sufrimiento y desesperación causa en la mayoría de los casos cualquier alteración del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo.

Sin embargo, algunas -además de muy dolorosas- son traumáticas, como es el caso del cáncer, sinónimo de mortalidad. Pero, gracias a los esfuerzos de la comunidad científica internacional, la supervivencia se ha elevado con la creación de nuevos tratamientos.

No es menos cierto, que en todas las naciones el acceso a los medicamentos y la novedosa tecnología no se comporta de igual manera.

Pero hay que reconocer el incremento de investigaciones para elevar la calidad de vida de los aquejados por esa enfermedad, una de las principales causas de muerte en el mundo.

Para que se tenga una idea de las novedades, para el cáncer de páncreas, una de las lesiones con menor tasa de supervivencia, científicos estadounidenses revelaron recientemente un análisis de sangre que puede servir para diagnosticarlo.

UN EXAMEN PARA DETECTAR CÁNCER DE PÁNCREAS

Se han utilizado distintas técnicas para su detección, pero no funciona demasiado bien dada la naturaleza de este cáncer, dijo el autor principal de un estudio en la revista Nature Biomedical Engineering.

Es muy difícil hallar una señal diagnóstica temprana cuando no hay síntomas, añadió Tony Hu, de la Universidad de Arizona.

La detección en la sangre de exosomas que portan en su superficie la proteína denominada EphA2 permite descubrir este tipo de cáncer en sus fases más iniciales, explicaron los autores.

En las enfermedades oncológicas, al igual que en otras muchas, hay una elevación de la cantidad de exosomas en el torrente sanguíneo. Por eso, se debe requerir la presencia de un biomarcador que facilite determinar el origen de los exosomas.

A propósito de ello, los científicos encontraron cómo detectar cuando los exosomas son liberados exclusivamente por las células del cáncer de páncreas.

La técnica consiste en tomar una pequeña muestra de sangre y depositarla en un circuito integrado, conocido como chip.

Como solo las células tumorales de páncreas liberan exosomas con EphA2, el chip alertará mediante un cambio de color visible al microscopio.

Para los autores, el próximo paso será simplificar el método, para que en vez de un microscopio de fluorescencia puedan utilizarse métodos más baratos y asequibles.

Mientras esa investigación se materializaba, investigadores británicos del Instituto Wellcome Trust Sanger probaron en ratones inhibir un único gen, el Spns2, para reducir en hasta tres cuartas partes la metástasis, o expansión tumoral a otros órganos.

UNA VÍA PARA REDUCIR LA METÁSTASIS

La pérdida del gen Spns2 ocasiona la mayor reducción en la formación de colonias tumorales y representa una nueva diana terapéutica contra lesiones oncológicas, dijo el líder de un estudio, David Adams.

En nuestro trabajo hallamos que los ratones sin este gen tienen una tasa de células inmunes distinta de lo normal, lo que parece promover la eliminación del cáncer por el sistema inmunológico, expresó Adams en el artículo divulgado en la revista Nature.

De esa manera, añadió, los fármacos que actúen sobre este nuevo blanco podrían reducir, o incluso prevenir, la expansión de los tumores a través del organismo.

Como parte de la exploración, los expertos se centraron en 810 genes diferentes. Los resultados arrojaron que 23 de ellos estaban implicados en la metástasis del cáncer de piel.

Asimismo, repitieron el examen con otros tipos de lesiones oncológicas -de colon, pulmón y mama, entre otros-, y observaron que la anulación del Spns2 conllevaba igualmente una disminución de las metástasis.

Esta pesquisa con ratones ofrece una nueva visión sobre los genes que juegan un papel en las metástasis tumorales y muestra una vía potencial para el tratamiento del cáncer, consideró Justine Alford, de Cancer Research UK, el organismo británico dedicado a la investigación de ese mal.

A propósito de la reaparición de lesiones tratadas, una preocupación latente en los pacientes oncológicos, científicos australianos anunciaron recientemente un novedoso test de sangre que puede detectar la reaparición del cáncer colorrectal o de colon.

UNA PRUEBA PARA DETECTAR REAPARICIÓN DEL CÁNCER DE COLON

A través del análisis, nombrado Colvera, los especialistas pueden medir fragmentos del material genético del tumor que se filtra en la sangre, lo que evidencia una mayor sensibilidad con relación a la prueba que se realiza en la actualidad, explicaron en un comunicado.

Ese examen de laboratorio fue desarrollado por la Universidad Flinders, empresa Clinic Genomics y la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (Csiro).

Al decir de Trevor Lockett, del Csiro, al dar a los médicos un nuevo test sanguíneo más sensible a la recurrencia que la detección de antígenos carcinoembrionarios (CEA), Colvera aumenta las probabilidades de localizar recurrencias curables del cáncer.

El cáncer de colon es una enfermedad que se desarrolla debido a que la mucosa del colon contenida en un pólipo existente evoluciona por diferentes causas hasta convertirse en un tumor maligno. Su síntoma más frecuente es la presencia de sangre en las heces.

Por su parte, el antígeno carcinoembrionario es una glicoproteína que se produce durante el desarrollo fetal y usualmente no es descubierto en el líquido sanguíneo de las personas.

Por eso, el análisis de CEA mide la cantidad de esta proteína que puede aparecer en la sangre.

Unido al esfuerzo de los científicos por encontrar nuevos exámenes y tratamientos ante el pronóstico de incremento del número de casos de cáncer en el mundo, la detección precoz es sustancial.

UN MENSAJE DE LA OMS PARA LA DETECCIÓN TEMPRANA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó a las naciones aunar esfuerzos para detectar precozmente el cáncer con vistas a disminuir sufrimientos innecesarios y la muerte prematura.

Las posibilidades de supervivencia de los pacientes podría concretarse si los servicios de salud se enfocan en el diagnóstico y el tratamiento temprano de la enfermedad, señala la agencia en un comunicado.

Al decir de Etienne Krug, experto de la OMS, el diagnóstico temprano del cáncer y el tratamiento ágil, especialmente para las lesiones de mama, cervical y colorrectal, podría permitir que más personas sobrevivan.

Según Krug, los costos de la terapia no sólo son menos onerosos en las etapas iniciales del cáncer, sino que los afectados también pueden seguir trabajando y ayudar a sus familias si pueden acceder a un procedimiento terapéutico efectivo y a tiempo.

El escrito de la OMS subraya que el cáncer es responsable de alrededor de una de cada seis muertes en el mundo.

Asimismo advierte que más de 14 millones de personas desarrollan esa dolencia cada año y las proyecciones indican un incremento a más de 21 hasta el 2030.

Las estadísticas indican que unos 8,8 millones de pacientes mueren de cáncer cada año, lamenta la agencia de salud de la ONU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *