El hombre que no murió

Share Button
Por Geidis Arias Peña | 8 octubre, 2016 |
0

DOSSIER MATHIL COMMANDANTE CHE GUEVARA RAOUL CORRALESPara matar un hombre no hacen falta balas, ni torturas, y mucho menos, ingeniosos artefactos, aún cuando este escape de varios intentos fallidos de ser convertido en cenizas. Un hombre muere cuando su ideal claudica, mientras se inmortaliza en el tiempo como un Guerrillero Heroico. Así lo legitima la historia.

Corría el mes de Octubre del año 1967 cuando un grupo de jóvenes, guiados por sus ansias de la libertad, comían lo que las montañas de Bolivia le dejan ver a su paso, se bañaban en ríos que hielan la piel, y muy pocas veces lograban dormir para lograr su propósito, que ere elde todo un pueblo.

La meta aunque precisa, era difícil. Las municiones se agotaban y el clima era complejo. No obstante, la voluntad por derrocar la dictadura de Barrientos se mantenía en pie.

De imprevisto la tropa de revolucionarios fue alcanzada por el enemigo y los aniquilaron. Uno de ellos, en aquel combate de Quebrada del Yuro (8 de Octubre de 1967), trocó la meta mortal de los villanos, Ernesto Guevara de la Serna.

Un día después de la confrontación, mientras Mario Terán se debatía entre el pánico y la incertidumbre de cumplir la orden de asesinarlo,  con toda serenidad se escuchó su voz que advertía “Apunte bien, ¡va a matar un hombre!”.

Minutos más tarde, varios tiros lo convirtieron en un ídolo, en el divino San Ernesto, en el inmortal guerrillero heroico, en el eterno comandante Guevara, en el más cercano, Che.

Desde entonces, han transcurrido 49 años con tus enseñanzas, los atinados consejos, tu intachable ejemplo de solidaridad y justicia, que inspira y levanta a las Américas.

Hoy,  ante esa imagen colocada en el pasillo principal, donde tu rostro afable parece decir “¡Adelante cubanos!”, no se llora, si no se te honra porque el 8 de octubre de 1967, no fue más que un estallido de tu ideal.

¡Hasta siempre, Comandante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *