El lenguaje de la danza (+ fotos)

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 6 abril, 2019 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

El Insomnio es una cosa muy persistente, Virigilio Piñera 1946. Es el primer motivo para danzar a la manera de la vida, expresar la insistencia de un fenómeno que creemos nuevo, pero  acompaña al ser humano desde su propio origen. Las múltiples preocupaciones, incluso, en el momento del descanso, impiden que este sea consumado con la debida tranquilidad.

Así da inicio al programa de concierto que presenta la Compañía de danza contemporánea Rosario Cárdenas, de paso por la Ciudad Monumento, durante este fin de semana presentándose en el Teatro Bayamo.

Arte danzario como reflejo de la vida misma, Combinatoria Guaguancó transfigurado en imágenes de  una de las más ancestrales culturas de la humanidad,  expresado en los giros, la textura, colores y diseño del vestuario; al preguntar a la maestra Rosario Cárdenas si es cierto lo que se observa y entiende, sonrie y dice:

¨Somos seres humanos y nos alimentamos del universo, todo entra en nosotros de alguna manera y no hay por qué obviar esas otras  partes del mundo que nos anteceden, aquella es una cultura extraordinaria, al igual que la nuestra, y hay que alimentarse y retroalimentarse siempre¨.

El erotismo transversaliza las obras Al final de cada lluvia, Cuidadito compay gallo, y Tributo al monte. Para la maestra  Premio Nacional  de Danza 2013 es parte de nuestra manera de ser,  le gusta tratarlo en la obra ¨siempre con sutileza, sin que lleve nada burdo,  de alguna manera nuestras características están presentes, la picardía, el doble sentido. Este espectáculo que tiene varias partes de puestas, crea toda esta textura como para darles un panorama a ustedes de las aristas y posibilidades por donde trabajamos¨.

Momentos de esparcimiento y de aprendizaje significa el programa de la compañía con la participación en cada función como espectadores de alumnos de la Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño de Bayamo, oportunidad que la maestra celebra y promueve.

Feliz, dice Rosario Cárdenas de estar en la capital granmense y de percibir que se articulan las instituciones culturales en pro del desarrollo artístico de las nuevas generaciones y del disfrute de una de las artes más hermosas y complejas.

Como toda buena maestra da paso a sus alumnos en las coreografías y permite el crecimiento de estos, Al final de cada lluvia, nombre tentativo del working in progress que también interpretan  Aris Pino y Gabriel Martínez, tiene el sello de la agrupación.

En el espectáculo, aunque diverso y plural por la variedad de los ritmos e ideas expresadas, se cuida y es unidad la cubanía, sobre todo en la música de Ñico Saquito y Guido López Gavilán, por solo citar dos de los que ambientan la sonoridad de las piezas a escena, sin dejar de emplear a un moderno DJ con timbres más osados.

No hay economía de recursos en la puesta en escena, aunque es minimalista el espectáculo, sin aderezos supérfluos, los cuerpos en movimiento atraen los suficiente al espectador, los más pequeños ya en plan de entrenamiento de los sentidos hacia el arte, aplauden con efusividad, es el lenguaje de la danza que cautiva en Bayamo.

Con un programa concierto la compañía Rosario Cárdenas se presenta este fin de semana en el Teatro Bayamo. Los invitamos!!!!/ Fotos Luis Carlos Palacios Leyva

Publicado por La Demajagua en Sábado, 6 de abril de 2019

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *