El órgano oriental llegó para quedarse

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 18 octubre, 2015 |
0

El señor de la música molidaEl espacio denominado El señor de la música molida copó la tarde dominical del caluroso octubre en la XXI Edición de la Fiesta de la cubanía que se desarrolla del 17 al 20 de este mes en Bayamo, capital de la  suroriental provincia de Granma.

Integrantes de los órganos Estrellas de Cuba, Melodías del 80, de Buey Arriba y Nuevo Ritmo Oriental y Perla del Cauto, de Río Cauto sostuvieron un ‘”mano a mano” musical en áreas del parque José Ángel Fernández de Castro.

Vecinos de las barriadas del centro histórico bayamés e invitados de otras provincias disfrutaron del amplio repertorio que incluyó una selección variada con piezas típicas como el Jorocón, el Platanal de Bartolo, El pasito de la bibijagua, La Guagua, Mambo, La bayamesa, Bailando, entre otras.

El órgano, instrumento musical de fuerte raigambre popular forma parte indisoluble de la historia de la música cubana y en festejos como éste asume protagonismo con lo cual se busca mantenerlo vivo.

Precisamente llamó la atención la presencia junto a los adultos, de jóvenes y niños que bailaron con el ritmo contagioso de este icono de la cultura popular del Oriente cubano.

La música de órgano tampoco ha envejecido y el encuentro sirvió, además, para recordar el nacimiento a inicios del siglo XX y posterior desarrollo por la zona desde la familia Borbolla, de Manzanillo hasta el concurso de otras muchas personas que hicieron posible que el instrumento llegara para quedarse .

FOTOS / Rafael Martínez Arias

El señor de la música molida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .