El oro que buscan en El Mango (+ fotos y video)

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 27 abril, 2018 |
0
FOTO/Rafael Martínez

“No, aquí no hay oro, definitivamente”, tuvieron que decir los científicos. Despejaban así la curiosidad de algunos, deseosos de conocer el resultado de las excavaciones arqueológicas realizadas esta semana en la comunidad de Playa El Mango, en Río Cauto.

Es cierto que no encontraron el metal precioso porque sabían su inexistencia, aunque sí desenterraron osamentas humanas y objetos rudimentarios de incalculable valor para la historia, pues datan presumiblemente de hace más de dos mil años.

Tales exploraciones se extendieron durante 15 días y corroboraron que el grupo aborigen que pobló esta región conocía la importancia de buscar las zonas más altas dentro de esa extensa llanura, que tiene varias lagunas.

No es el primer trabajo de campo realizado allí; el sitio fue descubierto en 1941 por el médico manzanillo Bernardo Uset, amante a la arqueología; sin embargo, tuvieron que pasar varias décadas para darnos cuenta de que se trataba de uno de los yacimientos arqueológicos (de este tipo de comunidad indígena) más importantes del Caribe insular.

Hubo otras búsquedas en 1980 y 1986, pero el año de 2015 es el que marca un verdadero viraje en las indagaciones porque a partir de entonces surgió  el proyecto denominado “Arqueología de prácticas mortuorias en sociedades aborígenes de bajos niveles productivos en Cuba”, que anualmente ha revisado el sitio.

Ahora participaron en los estudios 15 investigadores cubanos y tres de la Universidad de Winnipeg, de Canadá, una  excavación  no exenta de complejidades porque se realiza en terrenos ocupados por vecinos de la comunidad, quienes, por fortuna, han cooperado en este paciente proceso.

José Yero Masdeu/ FOTO Rafael Martínez Arias

“Para estas excavaciones hemos tratado de que los habitantes de estas viviendas comprendan la importancia de remover la tierra lo menos posible para no alterar los hallazgos. Claro, no les podemos prohibir que realicen sus actividades de subsistencia.  Les estamos muy agradecidos por su colaboración. Otros ajenos a la comunidad siempre nos preguntan si buscamos oro, nosotros sonreímos y contestamos que es oro de otro tipo”, dijo el arqueólogo José Yero Masdeu, de la Casa de la Nacionalidad Cubana, otra de las instituciones involucradas en el proyecto.

Acaso lo más interesante de los hallazgos de hace tres años, incrementados ahora, es que echan por tierra algunos de los mitos sobre los habitantes primigenios del archipiélago.

Se ha repetido, por ejemplo, que los pueblos más atrasados de nuestra actual nación eran pescadores, recolectores, cazadores; mas hoy ha quedado evidenciado que también practicaron una agricultura incipiente.

Ellos sí sembraron maíz, boniato y otros cultivos, algo que podemos saber por el estudio de residuos orgánicos adheridos al sarro de dientes extraídos de los esqueletos humanos encontrados aquí, comentó a la prensa  el Doctor Ulises González Herrera, del Departamento de Arqueología del Instituto Cubano de Antropología, al frente de la expedición.

FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias

El científico graficó cómo se han ido encontrando cientos de objetos confeccionados a partir de tiburones, de conchas, madera o piedra, además de agujas, cuchillos y adornos que empleaban en su cuerpo aquellos antepasados.

Aunque los resultados de las pesquisas son parciales, no hay dudas de que estas poblaciones, todavía por estudiarse a fondo, obtenían beneficios de las lagunas de la zona y aprendieron a confeccionar objetos  útiles para la vida diaria,  tal como aseguró González.

Él acotó que estas comunidades no tuvieron contacto con los españoles pues habitaron la zona miles de años antes de la llamada conquista. “Ellos no poseían escritura y sus construcciones habitacionales carecían de solidez”, subrayó.

FOTO Rafael Martínez Arias

Otra cuestión trascendental remarcada por las excavaciones en El Mango es que debemos ir desechando las categorías rígidas, como explicó Yero, quien señaló, por ejemplo, que existen “más de 20 clasificaciones” de nuestros aborígenes. Por eso, sin desechar la de “siboneyes” y “taínos”, tenemos que actualizarnos en este aspecto.

El destacado arqueólogo declaró a La Demajagua que presumían, “por los estudios previos, hallazgos importantes. No obstante, nunca imaginamos que fueran de esta magnitud” y seguidamente  reveló: “Encontramos más de las osamentas que pensábamos”.

Algo hermoso en el proyecto radica en su vínculo con los niños de esta humilde comunidad. Ellos hoy pueden hablar de historia, de los hábitos alimentarios, las costumbres y la vida de los hombres y mujeres que poblaron las tierras que hoy habitan con gran orgullo”.

Encuentran en Granma uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del Caribe Insular

Encuentran en Granma uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del Caribe Insular

Publicado por La Demajagua en jueves, 26 de abril de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *