El patio de Melvis es particular… y productivo (+ fotos y audio)

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 27 enero, 2020 |
0
Melvis Verdecia Rondón FOTO/Rafael Martínez Arias

El diagnóstico de carcinoma de mama y su remoción mediante operación quirúrgica, determinaron la jubilación de Melvis Verdecia Rondón a los 52 años de edad.

A partir de ese momento ella se dedicó a cuidar a la madre y la salud propia, y al recuperarla inició, hace unos cuatro años, la siembra a pequeña escala de variedades de especias en el patio de la casa.

Melvis reside en el barrio El Molino, a la entrada de Campechuela yendo de Manzanillo, y tiene un amplio currículo.

“Hice, cuenta, varios trabajos en la vida: primero fui técnica A de suelo y agroquímica, en el otrora complejo agroindustrial azucarero Francisco Castro Ceruto, técnica de herbicidas,  jefa de agrotecnia y subdirectora ejecutiva en dicha entidad, vicepresidenta y presidenta del gobierno municipal en Campechuela, profesora de la Universidad de Granma que atendía el Centro de Desarrollo Local”.

Tras la partida definitiva de la autora de sus días, hace un año, motiva al yerno y al hermano a incrementar la explotación  de la media hectárea de terreno que circunda su vivienda, dotada con pozo y turbina.

FOTO/Rafael Martínez Arias

Los resultados del empeño hoy se pueden apreciar en frondosas plantaciones de lechuga, de cebolla con hermosos bulbos y matas aún pequeñas de ají pimiento de la cuales penden los primeros y apetitosos frutos.

“La tierra para producir solo necesita dedicación y esfuerzo, todos los días trabajamos en ella, desde la mañana bien temprano hasta que se ve,  excepto las horas en que el sol está bravo”, manifiesta Melvis.

Añade que al llegar del trabajo, por las tardes, se suman a laborar en el huerto,  la hija y el esposo y en ocasiones vecinos.

Dice satisfecha que para fin del año 2019 “abastecimos de lechuga a medio Campechuela, aquí vinieron personas incluso de lugares lejanos.

“Siempre trabajé y me sentiría muy mal sin hacer nada, inservible, y así tengo el ego alto y siento que soy útil a la sociedad.

“Estudio todos los días, estoy al tanto de lo que se dice en la televisión, pido a mi hija que me baje materiales de internet, para mantenerme actualizada en qué época deben sembrarse las diferentes variedades y los productos a utilizar”.

Melvis asegura que su ensalada preferida es la de pepino, y sueña con sembrar comino. “Como soñar no cuesta, sigo soñando”.

Los integrantes de un equipo de prensa escrita y televisiva que estuvimos en su vergel, pues eso es el patio de Melvis, no dudamos de que esta emprendedora mujer hará realidad su nuevo sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *