El triunfo de la consagración (+fotos)

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 29 mayo, 2017 |
0
Hoy, los colectivos de las industrias conserveras de Yara y Manzanillo procesan mango. FOTO/ Marlene Herrera Matos.

Manzanillo.- Acostumbrados a lidiar con la obsolescencia tecnológica, la escasez de envases para los alimentos y, muchas veces, la entrada tardía de las materias primas, los trabajadores de la unidad empresarial de base Conservas Granma (UEBCG) marcan hoy un paso eficiente y salen airosos de los baches productivos.

Para ilustrar lo anterior basta exponer que hasta la fecha, el colectivo facturó dos mil 372 toneladas de elaboraciones físicas (263,4 por ciento de cumplimiento) y los valores alcanzaron 16 millones 383 mil pesos, más de cinco millones por encima de lo previsto para la etapa. El salario medio es de 900 pesos.

Jorge Fidel González Dacal, director general de la UEBCG, destaca orgulloso el empeño y tesón de los hombres y mujeres de los establecimientos de Yara y Manzanillo para materializar los compromisos de la campaña del tomate, producto líder de la industria.

“Procesamos siete mil 767,4 toneladas, el 97 por ciento de lo programado, no obstante el esfuerzo de los agricultores, que reconocemos entre los mejores de los últimos años.

“La estadística permitió cumplir con la fabricación de puré a los distintos niveles de concentración, salsa para pastas; la manzanillera, orgullo local; la sopa de tomate, que gana en aceptación y el catchú para las cinco provincias orientales.

“Hicimos sazonador en bolsas, mostaza, ensaladas marinadas, de col y pimiento, la pasta agridulce, las de cebolla y ajo que van a las ferias, los mercados ideales y los compromisos con el turismo y la captación de divisas en el mercado interno”.

Hoy las industrias yarense y manzanillera asumen la campaña del mango, otras de las elaboraciones élites.

“Estamos a mitad de campaña y ya molimos mil 595,8; el 31 por ciento del total con lo que fabricamos mermeladas, juegos y néctares. Aún falta el “fuerte” de la fruta que se cultiva en los municipios de Campechuela, Media Luna, Niquero y Pilón; así como Guisa, Buey Arriba y Bartolomé Masó.

NOVEDADES

Conservas Granma ingresó al mercado nacional 45 productos en los cuatro primeros meses del año, de los que cuatro se dedican a saludar la fecha del 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional.

González Dacal expone que esos alimentos son: la pasta untable de vegetales, la pasta Caribeña, el aliño y el mojito sazonador.

“Pensando en la mujer trabajadora confeccionamos módulos para la comercialización en los que se juntan la salsa manzanillera, la pasta de ajo, cebolla y la agridulce, que se venden en los mercados ideales.

“Valoramos de aceptable la acogida en los muestreos que efectuamos con los clientes, los administrativos y dependientes de los mercados. La aceptación es similar en el consumo social y  los hoteles de Las Tunas y Granma”.

Distinción de las producciones de los conserveros granmenses son los envases con etiquetas de atractivos diseños y colores, que invitan a comprar y llevar a casa los alimentos. Para eso hay que sortear múltiples dificultades.

Mi entrevistado asegura que la cuestión “roba” muchas horas de sueño, pero que una estrategia de la dirección nacional devuelve el aliento.

“Recibimos tinas de 2,8 y 20 litros; potes plásticos de 250 gramos y un kilogramo; además trasladamos pomos desde Pinar del Río y Sancti Spíritu.

“Incursionamos en los modos de envasar las elaboraciones de guayaba y mango en papel de celofán, gestionado en nuestra provincia.

ESTIRPE

El “fuerte” en Yara es el procesamiento de tomate.FOTO/ Rafael Martínez Arias.

Los obreros del establecimiento Yara, de la UEBCG enarbolan a diario la casta de sus patriotas antepasados y en la actualidad sellan con números nada despreciables las distintas campañas que asumen.

Allí todos saben lo que tienen que hacer y ejecutarlo bien, no solo por el bolsillo particular, también por el de la economía cubana.

Oleinyk Fajardo Velázquez, jefe de producción, nos comenta que por las características tecnológicas de la fábrica, con concentradores al vacío, el puré de tomate es de mucha más calidad, y en su  mayoría va al turismo y el mercado en divisas.

“No descartamos los compromisos con las entidades, los mercados ideales y las ferias.

“A plena capacidad organizamos tres turnos de labor para asumir las 115 toneladas que se muelen diarias. Ahora estamos en la zafra del mango de la que pretendemos lograr tres mil toneladas.

“Además elaboramos en pequeñas cantidades vita nova, concentrados de pasta de tomate, mermelada de diferentes formatos, salsas para pastas y la manzanillera. Nunca detenemos las máquinas.”

Fajardo Velázquez pondera el buen ánimo del colectivo para salir adelante: “Conjugamos la juventud y la experiencia. El compromiso es cumplir con lo previsto para este año.”

BUEN ANIVERSARIO

La torre repasadora permite más concentración a las pulpas de mango en La Manzanillera. FOTO/ Marlene Herrera Matos.

Olga Lidia Martín Rondón llegó hace 19 años a las instalaciones de la fábrica de conservas La Manzanillera, de la ciudad del Golfo de Guacanayabo.

Por aquel momento se desempeñó como económica y hace casi tres calendarios está al frente de la entidad.

“Como mis compañeros, me enamoré de la actividad a la que dedico gran parte del día porque esta industria requiere mucha entrega.”

“La producción va bien: ya tenemos 250 toneladas de pulpa de mango; mientras facturamos excelentes dividendos en el tomate; también otras  frutas, vegetales, especias y condimentos, reservados a los mercados ideales y el turismo.”

El plan del año es de mil 700 toneladas de producciones física, 14 millones de pesos en valores,  y 267 para el turismo con amplios  surtidos de alta calidad, cuestión indispensable porque es nuestra  imagen y prestigio.

La empresaria apunta que los innovadores recuperaron una torre repasadora: “El equipo permitirá mayor pureza a la pulpa de mango, lo que nos pondrá en condiciones de fabricar compotas.”

El ingeniero Eloy Velazco Saavedra, jefe de producción de La Manzanillera dice: “A la repasadora le adaptamos mallas de varias dimensiones y ajustamos paletas y correas. Hoy molemos 800 quintales diarios de mango, el doble de antes.

“Aquí hay máquinas de 1919 y para que funcionen hay que estar todo el tiempo ¨arriba¨ de ellas ajustando tornillos, tuercas, pero funcionan”.

El 28 de julio el colectivo de La Manzanillera celebrará el aniversario 121 de la industria.

Martín Rondón dice: “Será un buen aniversario porque los obreros están contentos al constatar el avance de las producciones. Haremos una gran fiesta para estimular a los mejores, a los innovadores más destacados y a los jóvenes sobresalientes.”

EPÍLOGO

El director general de la unidad empresarial de base Conservas Granma, Jorge Fidel González Dacal, siente una inmensa satisfacción  porque sabe que ahí está el cariño de su gente “que lucha y trabaja conmigo como familia.

Colectivos de presente sólido y un futuro no exento de obstáculos que sortearemos con unidad y eficiencia para seguir sellando triunfos condimentados de consagración”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *