ELN y Gobierno colombiano buscan salida a impasse

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 31 octubre, 2016 |
0

Bogotá, – El insurgente ELN anunció hoy que sus voceros conversan por cuarto día con delegados del Gobierno colombiano para solucionar la crisis en la negociación de paz, luego de que fuera aplazada la apertura oficial de la mesa de diálogo.
Mediante una de sus cuentas en Twitter el Ejército de Liberación Nacional (ELN), menos numeroso que las también guerrilleras FARC-EP, pero igualmente activo desde hace medio siglo, aseguró que ambas partes trabajan para resolver el impasse en ese otro proceso de concertación.

El pasado 27 de octubre el presidente Juan Manuel Santos aplazó la instalación formal de las pláticas con esa primera agrupación y condicionó tal paso a la liberación del excongresista Odín Sánchez, en poder de dicho movimiento guerrillero.

Sin embargo, el ELN afirma que ha respetado lo pactado con el Ejecutivo para avanzar en las conversaciones.

Según esa guerrilla el compromiso establecido fue devolver a la libertad a dos personas previo a esa fecha, promesa que subrayó ya fue cumplida; y a una tercera en el transcurso de la primera ronda de debates en la capital ecuatoriana, sede escogida para las citas.

El comienzo de diálogos con el Ejército de Liberación Nacional es visto aquí como la posibilidad de conseguir un escenario de distensión global y duradero, no obstante lo complejo de negociar con dos grupos a la vez.

En 2012 comenzaron en Cuba los ciclos de encuentros entre representantes gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), los cuales terminaron el 24 de agosto con el llamado Acuerdo Final encaminado a finalizar un largo conflicto, texto suscrito posteriormente en Cartagena de Indias el 26 de septiembre.

Luego venció el No en el plebiscito convocado para validar por la vía popular ese documento, lo  que obligó a iniciar discusiones con simpatizantes del voto negativo con vistas a un eventual ajuste del pacto ya existente.

Única en el continente la conflagración ha dejado unos 300 mil muertos, casi siete millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 45 mil desaparecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *