Empresa Batalla de Guisa: mayor eficiencia en la agricultura de montaña

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 30 octubre, 2019 |
0
La movilización de vecinos y estudiantes de la serranía ha contribuido a una buena cosecha cafetalera/Foto Rafael Martínez Arias

La empresa agroforestal Batalla de Guisa tiene la misión de desarrollar con eficiencia la producción agropecuaria y en particular la caficultora en zonas montañosas del Plan Turquino.

Asimismo, es su tarea dirigir y coordinar el trabajo de sus unidades empresariales de base, las que cuentan con 520 trabajadores, y prestar servicios a 17 CCS, 19 CPA, 12 UBPC, y a una granja estatal administrada por el Ejército Juvenil de Trabajo con la asistencia técnica,  control y seguimiento de los resultados productivos y la comercialización.

Leonel Guevara Aranda, director de la entidad, señaló que la actividad fundamental está en la siembra, atenciones culturales y recolección  de café y cacao, además, de los cultivos varios con énfasis en las viandas, hortalizas y frutas.

Inmersos en la campaña cafetalera, con un plan inicial de 380 toneladas del grano, el directivo planteó que a partir del pedido que hiciera el país asumieron el compromiso de llegar a las 400 toneladas en el acopio y 320 en la venta para la exportación y sustitución de importaciones.

“Hoy nos encontramos ejecutándola a más del 50 por ciento con 200 toneladas ya acopiadas y 186 en venta; y están creadas las condiciones organizativas y técnicas para cumplir.

“Las acciones nos dan un saldo favorable; hemos pensado que el productor es el primer eslabón de la cadena y debe ser  beneficiado siempre y cuando cumpla con la contratación y tenga un café de calidad”.

Guevara Aranda ponderó el apoyo y participación de las comunidades, junto a las bases productivas y los organismos para realizar la cosecha y evitar que se pierda el grano durante los momentos picos en  septiembre y octubre últimos.

La Batalla de Guisa, también tiene la responsabilidad,  como encargo estatal, de la producción de carne bovina  con destino a la población del territorio y al Turismo y   garantizar el suministro de leche fresca de vaca, en las bodegas, para los niños y enfermos.

Grandes son los retos para recuperar la ganadería vacuna en la alimentación animal con el aumento en las siembras de plantas proteicas como la morera, moringa y tithonia y en potenciar la aplicación  de la inseminación artificial para un mayor rendimiento productivo.

También trabajan en el incremento de nuevas  siembras en la calabaza, usando como tecnología el empalado de la hortaliza, lo cual da rendimientos y en el plátano, donde ya alcanzan  la caballería por cada mil habitantes.

Del mismo modo, los avances del programa de desarrollo se han visto favorecidos por varias inversiones y proyectos de colaboración internacional  que reportan beneficios en el cumplimiento en todos los indicadores de eficiencia económica.

PROTAGONISMO EN LA ZAFRA CAFETALERA

El colectivo de la Unidad básica de producción cooperativa (UBPC) acomete  una cosecha cafetalera superior, en comparación con la anterior, dijo Carmelo Almeida Martínez, su  administrador,  en declaraciones para  La Demajagua digital .

Integrado por 30 obreros, de ellos dos mujeres, atiende 37 hectáreas dedicadas al cultivo de café y otras áreas boscosas que completan las 95 hectáreas en pleno lomerío.

Almeida Martínez informó que experimentan un notable crecimiento en la recolección del grano en la variedad arábiga y entraron al acopio de la robusta, en las que aspiran a cumplir los compromisos para la actual zafra.

Destacó la labor de transformación que se observa en los cafetales con un mayor rendimiento agrícola a partir de la aplicación de una nueva tecnología en el marco de siembra, el deshije y fertilización con el proyecto de colaboración  Cuba -Vietnam.

Detalló el rigor en este quehacer que incluye la conservación de suelo, sustitución de fallas, uso de suficiente materia orgánica, el riego y manejo integrado en el control de las plagas.

Mientras, al cooperativista Yosvani Arrieta Matos lo encontramos morral al hombro en los campos de la UBPC llevando adelante una tarea significativa para la economía nacional: “Tengo unos cuantos años en este trabajo, procedo de Educación,  y vine para acá porque se ven los resultados económicos  con ingresos de más de mil pesos.

“Hay que esforzarse mucho, desde bien temprano en la mañana hasta el mediodía, y sufrir las picadas de hormigas y mosquitos, pero con amor el trabajo sale”.

Por su parte, José Aleaga Naranjo, campesino de la finca La represa, en la cooperativa de producción agropecuaria (CPA) Luis Ramírez López en el intricado paraje de Pinalito, dijo que está vinculado a los frutos en una cosecha en que entregará  más café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *