Empresa Cárnica en Granma con buenos resultados durante el 2016

Share Button
Por Leslie Anlly Estrada Guilarte | 12 enero, 2017 |
0
Foto / Rafael Martínez Arias
FOTO / Rafael Martínez Arias

 

El 2016 les reservó a los trabajadores de la Empresa Cárnica en la suroriental provincia de Granma la satisfacción de obtener favorables resultados económicos con la producción de alrededor de 17 mil toneladas de alimentos y el cumplimiento de sus cuatros surtidos seleccionados: carne de res deshuesada, de cerdo en bandas, en conservas y masa de croqueta.

Su eficiencia se debe, fundamentalmente, al proceso de industrialización de la sangre y su aprovechamiento, así como a los buenos índices al convertir en carne el ganado que compran en pie.

Roger Diego Fernández Bodaño, director de la Empresa en la provincia, destacó que la Unidad Empresarial de Base (Ueb) del municipio costero de Manzanillo sobrecumplió todos sus indicadores y aportó unas 200 toneladas por encima de carnes en conserva, mientras su similar, en Bayamo, no logró alcanzar los planes en este alimento por las afectaciones con la producción de hielo en la zona del Cauto.

“Cumplimos las ventas totales y sobrecumplimos el plan de ventas en divisa con un récord histórico de aproximadamente dos millones 700 mil pesos; consolidamos un fuerte mercado en esa moneda en hoteles de Varadero, Jardines del Rey, en la costa norte de Las Tunas y Holguín, Santiago de Cuba, además, de los compromisos territoriales de Granma.

La constancia de quienes allí laboran para que este indicador- el único que se incumplió en el 2015- fuera por un buen camino, junto al valor agregado bruto, la productividad del trabajo se revierte ahora en el aumento del salario medio, y en el programa de desarrollo.

“Financiamos una caldera de vapor que no entró en el 2016, pero debe hacerlo próximamente, su montaje nos permitirá rediseñar la producción de vapor de la Empresa, pues pretendemos terminar el 2017 con dos equipos de este tipo en cada unidad de producción.

“Se reconstruyeron medios automotores, con impacto en el abastecimiento y la distribución, entre ellos, dos camiones remotorizados y la recuperación de rastras que se dedican al acarreo de materias primas desde los puertos.

“Además, se terminó el segundo nivel del edificio socio- administrativo de la empresa, se recuperan los filtros sanitarios de la unidad de Bayamo, y luego continuaremos hacia los salones de proceso, se culminó en Manzanillo el área de diseccionado y está prácticamente concluido el salón de la empacadora, en Niquero, donde también se rescató el salón de diseccionado de cerdo, con mejores condiciones. Todas las acciones garantizan mayor inocuidad y seguridad de los alimentos”, dijo Fernández Bodaño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *