En Bombón se ahogó el chisporretear de las mechas

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 8 febrero, 2017 |
0
FOTOS/ Rafael Martínez Arias
FOTOS/ Rafael Martínez Arias

Isailda Espinosa Espinosa anda con el palpitar acelerado, desde la mañana en que técnicos granmenses de Copextel, empresa proveedora de soluciones integrales y servicios ingenieros en una variada gama de esferas, colocaron a un costado de su criolla vivienda, sobre un montículo hecho con troncos de árboles, un panel fotovoltaico.

Aquel artefacto, que muchos conocen como panel solar, porque capta los rayos luminosos del astro y los convierte en energía eléctrica, le ha cambiado la vida.

“Con candiles poco se veía, menos yo que he perdido la visión de un ojo, pero ahora andamos de aquí para allá bien, todo es diferente”, nos dijo, cuando La Demajagua, para conocer de la novedad, llegó hasta El Zapote, sitio donde reside, y perteneciente al Consejo Popular Bombón, del montañoso municipio de Guisa.

En otra casa cercana, donde vive su hijo Yurisbel Rodríguez, también hay alboroto, todo porque tras la buena nueva, el joven se agenció un pequeño televisor, para que su prole, dos hembras y dos varones de 11, nueve, seis y cuatro años, se entretengan viendo películas y muñequitos

MÁS LUZ EN LA MONTAÑA

Pero ellos no son los únicos beneficiados con esa mejora social.  A 15 viviendas más de El Zapote, y a otras muchas de caseríos más empinados, llegó la fiesta, cuando los paneles desterraron a los faroles, hicieron engrifar las llamas de kerosén, y la tierra ahogó el chisporrotear de sus últimas mechas.

Eulicer Estada Espinosa, especialista en asistencia técnica de Copextel en el municipio, informó que, en este, se favorecerán 420 viviendas, las cuales no reciben ningún servicio eléctrico, dada la complejidad de la zona donde están enclavadas.  Ya lo han recibido 60, distribuidas entre este Consejo Popular, Loma de Piedra, La Plata, Coralillo, Los Números, Palma del Perro y en otros caseríos tan intrincados como el mismísimo Monte Escondido, donde dicen que hay machos cimarrones.

“Comenzamos las labores el 11 de enero, y a veces, para llegar a una casa caminamos entre cuatro y cinco hora, pero trabajamos a tiempo completo, alrededor de 12 horas diarias, pues queremos terminar la tarea en cuatro meses. Esto es una revolución”, destacó.

RENUEVO TOTAL

Jorge Luis Carrazana Carrazana, presidente del Consejo (de nueve asentamientos y dos mil 612 habitantes), significa la renovación total que asume esa estructura de Gobierno, donde solo en el 2016 se dio mantenimiento constructivo a dos escuelas primarias, una bodega, una pañería y un restaurante, y se terminó un pozo para garantizar el agua a pobladores de Los Manantiales, comunidad que, a desdén de su nombre, fue hasta ahora golpeada por la sequía.

Además, se conectaron al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) las comunidades Los llanos, Arroyo blanco, La aplastada arriba y La Aplastada abajo, en tanto, otra de las mejoras sociales muy apreciadas por los pobladores, alcanzó a la vivienda, con cerca de 30 conservaciones mayores, y la construcción de 11 células básicas habitacionales.

GUisa Granma CubaEn una de esas nuevas y confortables viviendas residen con su hija, Enoida Arias Arévalo y Pedro Riquenes Ayala, este último un campesino que vio afectada su salud por una necrosis avascular de cadera, y quien, sin apenas contener las lágrimas, no se cansa de dar gracias a la Revolución y a Fidel por cuanto les han dado y seguir dignificándoles la existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *