Enfermedades cerebro-vasculares desplazadas hacia edades más tempranas

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 23 diciembre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

La Habana, – Las enfermedades cerebro-vasculares se han desplazado hacia edades más tempranas de la vida, y quizás los hábitos tóxicos y el estrés pueden influir sobre ello, dijo a la Agencia Cubana de Noticias el Doctor en Ciencias Javier Sánchez López, especialista de II Grado en Neurología.

En opinión del experto del Instituto de Neurología y Neurocirugía (INN), en esta capital, las dolencias cerebro-vasculares son prevenibles, tratables y recuperables si se controlan los factores de riesgo, sobre todo la Hipertensión Arterial, la obesidad, la Diabetes Mellitus, las dislipidemias, el alcoholismo y el tabaquismo.

La enfermedad cerebro-vascular es un problema de salud a nivel mundial y también en Cuba, donde constituye la tercera causa de muerte, la segunda de demencia de origen vascular y el primer motivo de discapacidad, refirió el avezado especialista.

Sánchez López realizó una investigación sobre el uso de la aspirina con el Policosanol, comúnmente conocido como PPG, en el tratamiento del ictus isquémico o infarto cerebral, con resultados alentadores.

Se utilizó la dosis de 20 miligramos diariamente de Policosanol con 125 miligramos de aspirina, se hicieron estudios controlados a doble ciega y abiertos, en los cuales se demostró la evolución favorable de los pacientes que habían recibido este tratamiento, explicó.

Además se aplicaron escalas neurológicas que demostraron la eficacia de esta combinación terapéutica, enfatizó el experto quien destacó que actualmente se emplea en los protocolos para el manejo de la enfermedad vascular isquémica en el país.

Aclaró la combinación de los dos fármacos tiene una acción muy efectiva porque protege el endotelio vascular.

La aspirina resulta un excelente antiagregante plaquetario y el policosanol es además hipolipemeante, es decir, reduce el colesterol malo y eleva el bueno.

El especialista de II Grado en Neurología recomendó que ambos medicamentos se ingieran en horas de la mañana aprovechando el ritmo circadiano hormonal alto.

También se puede utilizar en los pacientes con ataques transitorios isquémicos para evitar un infarto cerebral, precisó.

Cada un minuto ocurre un ictus en algún lugar del planeta y aproximadamente cada tres minutos fallece una persona por enfermedad cerebro-vascular, aseveró el también jefe del servicio de cuidados intensivos del INN.

Anualmente 15 millones de seres humanos padecen un ictus, de los cuales cinco millones mueren a consecuencia de ello, de ahí la importancia de que son prevenibles, tratables y recuperables, enfatizó el Profesor e Investigador Titular del INN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *