Entre los mejores de Centroamérica y el Caribe

Share Button
Por Danelia Acosta Brizuela | 17 agosto, 2015 |
0
Miguel Ángel
FOTO / Luis Carlos Palacios

Miguel Ángel Silva Hernández es un adolescente común que disfruta ver televisión, jugar fútbol, divertirse con sus amigos, dedicarle tiempo a su novia… aunque algunas personas lo crean aburrido porque, sobre todo, adora las matemáticas y resolver complejos ejercicios que requieren, además de sistematicidad en el estudio, un elevado coeficiente intelectual.

Desde que conoció el mágico mundo de los números, quedó prendado de ellos, al contrario de las letras que nunca estuvieron entre sus preferencias, así se lo confesó a esta reportera.

“Desde la Primaria me llamó la atención sumar, restar… Ya en la secundaria básica la Física y la Química me atraparon mucho más, entonces, me dediqué a participar en los concursos de esas materias”, dice mi joven interlocutor con un brillo en los ojos igual que cuando se hablara del primer amor.

La constancia, las horas extra de estudio, la ayuda de mis compañeros y de mi familia en casa fueron los elementos esenciales para que obtuviera medalla de plata

A sus 16 años demuestra mucha responsabilidad y madurez, características que le permitieron obtener, hace un año, una beca en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Silberto Álvarez Aroche, de Bayamo, donde concluyó recientemente el décimo grado.

“Cuando un ejercicio matemático no me da, no descanso hasta resolverlo, no como, no duermo, no salgo. Mi mamá se preocupa y la entiendo, pero soy persistente, no puedo estar tranquilo hasta que vea el resultado final; fíjese, que una vez me acosté a las 3:00 de la madrugada, pero hasta que no terminé no fui a la cama, a veces creo que me estoy quedando medio calvo de tanta lucha que cojo.

“En el Silberto comencé como concursante de Física, pero después cambié para Matemática porque el ‘profe’ Eduardo y sus métodos de enseñar me atraparon.

“La constancia, las horas extra de estudio, la ayuda de mis compañeros y de mi familia en casa fueron los elementos esenciales para que obtuviera medalla de plata en el concurso nacional de conocimientos, efectuado en La Habana y me eligieran para integrar la preselección nacional.

“Luego de más de tres meses de preparación en el Centro nacional de entrenamiento me dieron la buena noticia de que, junto a dos habaneros representaría a Cuba en la XVII Olimpiada Matemática de Centroamérica y el Caribe, Cuernavaca, Morelos, México, efectuada del 19 al 26 de este mes, donde alcancé una presea bronceada.

“Nunca imaginé que iba a viajar porque éramos bastante en la preselección, pero el sacrificio valió la pena, del cual mis padres y mi hermano están tan felices como yo”.

El reto de Miguel Ángel está, en lo adelante, en no bajar la guardia para subir a lo más alto del podio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .