Esequibo y tensiones con Colombia en la agenda política de Venezuela

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 7 septiembre, 2019 |
1
Caracas, – La defensa de los derechos de soberanía sobre la región del Esequibo centra hoy el panorama político venezolano, en un escenario marcado además por un aumento de las tensiones en las relaciones con Colombia.

El reclamo histórico de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, en litigio con Guyana, vivió esta semana un nuevo episodio al salir a la luz pública testimonios que vinculan al diputado opositor Juan Guaidó -reconocido por Estados Unidos y sus aliados como presidente interino- con una supuesta conspiración para ceder ese territorio a intereses foráneos.

Ante estas revelaciones, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, exigió la víspera una rectificación de la oposición sobre el tema del Esequibo como condicionante para proseguir el proceso de diálogo con sectores de la derecha.

El mandatario precisó que giró instrucciones al ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez -líder de la delegación gubernamental en las negociaciones-, de pedir a los líderes de la oposición un pronunciamiento claro sobre el tema de interés nacional.

‘O rectifican o no nos ven más la cara’ enfatizó Maduro, quien ratificó la disposición del gobierno bolivariano de abogar por el diálogo para dirimir las diferencias, aunque calificó de inaceptable la postura entreguista de la derecha venezolana.

Tras varios contactos desarrollados en Noruega y Barbados para buscar una salida negociada a la crisis política existente en la nación sudamericana, el presidente venezolano descartó a comienzos de agosto la posibilidad de conversaciones con facciones opositoras sometidas a la política hostil de Estados Unidos.

En esa ocasión, el mandatario rechazó la actitud apátrida de los sectores que ‘salieron a hacer fiesta’ tras la decisión de la administración de Donald Trump de establecer un bloqueo total a los bienes y activos venezolanos en territorio estadounidense; ‘en esas condiciones no puede haber diálogo’, indicó.

Recientemente, Maduro aseguró en entrevista concedida a la agencia de noticias Xinhua que las partes retomarían los contactos de aproximación, con el apoyo de las autoridades de Oslo y diversos actores políticos nacionales e internacionales.

Tras las denuncias formuladas por el Ejecutivo, el Ministerio Público de Venezuela anunció este viernes el inicio de una investigación penal contra Juan Guaidó, Vanessa Neumann y Manuel Avendaño por su vinculación a la trama conspirativa para ceder el Esequibo a cambio de apoyo político a su autoproclamado gobierno interino.

El fiscal general, Tarek William Saab, indicó que Guaidó, su asesor Avendaño, y Neumann -venezolana residente en Estados Unidos y trabajadora del Departamento de Defensa de ese país- están involucrados en la negociación ilegal del territorio.

Designado en el cargo ficticio de coordinador de la Oficina Internacional del Presidente Encargado de Venezuela, Manuel Avendaño optó por refugiarse en la residencia de la Embajada de Chile en Caracas, ‘en busca de protección’ y donde le otorgaron la calidad de huésped, informó la cancillería del país austral en un comunicado.

En medio de estos acontecimientos, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) alista sus destacamentos en la frontera con Colombia para desarrollar los ejercicios militares Soberanía y Paz 2019, a tono con la alerta naranja (intermedia, por el grado de peligro) decretada esta semana por el jefe de Estado.

Maduro señaló este viernes que todos los protocolos correspondientes a esta fase preventiva se encuentran plenamente activos en resguardo de la seguridad en la extensa línea limítrofe entre ambos países, ante posibles amenazas de una agresión armada.

En una reciente alocución pública, el mandatario señaló que el gobierno actual de Colombia busca una confrontación entre ambos países; ‘ahora quiere acusar a Venezuela de ser la causante de una guerra que tiene 70 años en Colombia’, denunció el jefe de Estado.

A tono con el discurso agresivo de Bogotá contra Caracas, el mandatario Iván Duque acusó al Ejecutivo bolivariano de supuestos nexos con el regreso a las armas de un grupo de excombatientes de las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Sobre este particular, Venezuela calificó de insólitas las pretensiones del presidente colombiano de ‘desplazar hacia terceros países y terceras personas, su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos y firmados por el Estado colombiano ante el mundo y su pueblo’.

Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia en febrero de 2019, tras denunciar las reiteradas agresiones provenientes del vecino país, y en medio de los graves sucesos acontecidos en el estado Táchira, asociados al fracasado intento de la oposición de ingresar ayuda humanitaria con apoyo de las autoridades de Bogotá y Washington.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Así es que se defiende la patria de Bolívar y ese es el dolor de la rancia oligarquía arrastrada, que ven que Venezuela tiene un presidente que está dispuesto a todo por defender cada milímetro del territorio de la República Bolivariana de Venezuela, y que es apoyado por la mayoría de su pueblo, mientras estos arrastrados y serviles siempre buscan entregar nuestra patria a cambio de llenarse los bolsillos sin importar perder la soberanía, Chávez y Maduro an desenmascarado a estos fariseos traidores que se hacen pasar por Venezolanos, el gobierno Bolivariano debe de quitarle la nacionalidad a está parranda de alimañas arrastradas