Espejo de paciencia una representación de la vida cubana del siglo XVII

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 7 abril, 2018 |
0
De izquierda a derecha Gerardo Licea Bello, Ludín Bernardo Fonseca (Moderador) y  Luis Carlos Suárez Reyes/FOTO Luis Carlos Palacios

Un análisis profundo de la obra poética Espejo de paciencia fue realizado, este sábado, en la Casa de la Nacionalidad Cubana de Bayamo, por un panel integrado por el escritor Luis Carlos Suárez Reyes y el profesor e historiador Gerardo Licea Bello.

Según los conferencistas la creación de Silvestre de Balboa refleja el sentimiento de los hombres de esta tierra y enuncia una actividad muy extendida en esta zona, el comercio de contrabando y rescate, el cual dio lugar a los sucesos narrados poéticamente por Balboa.

Según Suárez Reyes la obra forma parte de los mitos de la historia cubana, y en ella se descubren elementos auténticos a pesar de algunos criterios desfavorables a su originalidad. Contiene palabras con nombre de animales, plantas y objetos que describen y caracterizan la época.

El destacado escritor también afirma que tiene un valor cognoscitivo y  constituye un útil testimonio de un episodio acaecido en 1604, cuando arribó a las costas de Manzanillo una nave pirata al mando del capitán francés Gilberto Girón; el cual secuestró, en tierras cercanas, al obispo fray Juan de la Cabezas Altamirano, rescatado posteriormente por los vecinos de la segunda villa de Cuba.

Sobre la composición, realizada en 1608, también refiere que pertenece a una épica académica y demanda un serio estudio filológico, en el cual no puede obviarse la presencia de algunos rasgos de la nación cubana.

Por su parte Licea Bello fundamenta que hay documentos que demuestran la autenticidad del poema, el cual refleja la práctica del comercio de contrabando y rescate y un estilo descriptivo.

El historiador  mostró evidencias de cómo los bayameses y sus autoridades se inmiscuían en el contrabando y esta actividad permitió convertir a la ciudad en una de las más prósperas del país.

Según otras fuentes consultadas los valores poéticos de este poema son escasos. Sin embargo, la narración resulta agradable. Tiene un lenguaje impregnado de sabiduría popular, haciendo referencia a los recursos económicos y a los elementos de la naturaleza.

Es una descripción muy vigorosa y realista, por lo cual es una excelente representación de la vida cubana de cuatro siglos atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *