Estoy presta a llevar la mano amiga de la medicina cubana donde sea necesario

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 20 noviembre, 2019 |
0
Foto/ Luis Carlos Palacsios Leyva.

Delicada y femenina, alegre y talentosa, así es la joven doctora que eligió la difícil especialidad de Ortopedia y Traumatología, ejercida en el hospital Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, Granma.

Se trata de Amarilis Pérez Espinosa, madre de una niña, amantísima de su familia y consagrada a su profesión, quien ya había enaltecido anteriormente el nombre de la medicina cubana en la República Bolivariana de Venezuela.

La Patria y la Revolución pueden contar con nosotros, ahora y siempre

“Estuve 11 meses en Bolivia, en el Departamento de Tarige, municipio de Villa Monte, y considero crucial mi llegada allí, pues en ese hospital nunca había habido un traumatólogo, esa especialidad jamás se había tratado ahí, y los pacientes se sintieron muy agradecidos.

“Esta es una especialidad que atiende principalmente a pacientes de la tercera edad, yo vi a muchos, traté de hacer lo mejor por ellos, les resolví situaciones de salud, y les evité trasladarse a otros lugares que por problemas económicos no podían hacerlo. Di lo mejor de mí, brindé salud y ayudé a los necesitados.

“Lamento realmente la situación en que estarán a partir de los sucesos acaecidos. Algunas personas nos expresaron su gratitud y deseos de que llegáramos bien, además mostraron tristezas por nuestra partida, y eso es entendible, se abre para ellos un futuro incierto en cuanto al acceso a los servicios de salud, que nosotros les prestábamos incluso de forma gratuita.

160828_0907Yo tuve la suerte de estar en un lugar donde no existieron manifestaciones de ningún tipo, ni agresiones contra los cubanos, al producirse el golpe de estado al entonces Presidente Evo Morales, trabajé hasta el día antes de trasladarnos a Santa Cruz para regresar a Cuba. Nos protegieron, pero no hubo conflictos contra nosotros.

“Pero sí sufrí como si fuera en carne propia lo sucedido a mis colegas. Estoy presta a llevar la mano amiga de la medicina de mi Cuba hermosa y solidaria donde se precise”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *