Evalúan aniristas de Granma deficiencias y potencialidades de su asociación

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 27 febrero, 2016 |
0
FOTO Anaisis Hidalgo Rodríguez
FOTO  / Anaisis Hidalgo Rodríguez

La Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadore (Anir), en Granma, arrastró nuevamente deficiencias en la confección y cumplimiento de los planes temáticos; la evaluación de los trabajos por parte de las comisiones evaluadoras para remunerar en tiempo a los aniristas, y en la aplicación de la Ley 38, que estipula el pago económico a estos.

Así se dio a conocer durante la asamblea de balance de 2015, que tuvo lugar hoy en el treatro de la Central de Trabajadores de cuba (CTC) de Bayamo, con la presencia de innovadores, racionalizadores, directivos sindicales, presidentes de los Centros de Innovación y Racionalización (CIR) de varias empresas del territorio e inspectores de la Anir.

Durante la asamblea fue reiterativa la falta de exigencia por parte del sindicato y las administraciones para evaluar los trabajos, que se remunere al trabajador, y se aporte a la cuenta del 2 % de la Anir.

La cuenta del 2 % de la Anir es el aporte establecido como su nombre lo indica del 2% del efecto económico dado por la innovación o racionalización. Por ejemplo una innovación que tuvo un efecto económico de $ 10,000.00, el 2% de este efecto se envía en cheque para la ANIR Nacional a través de la ANIR Provincial con control municipal, por lo tanto sería $ 200.00 de aporte a la ANIR.

Siguen constituyendo deficiencias la estimulación oportuna a los innovadores, la generalización de las inventivas y la no planificación del presupuesto para darle respuesta a los planes temáticos, documentos que recogen la planificación de la actividad de innovación y racionalización que tendrá como fin dirigir los esfuerzos creadores de los trabajadores hacia la solución de los problemas actuales del centro laboral.

De 79 entidades de Granma, 46 cumplen con la Ley 38, mientras 31 no lo logran, recayendo los mayores incumplimientos en entidades de los municipios Bayamo, Buey Arriba, Media Luna, Bartolomé Masó, Manzanillo, Río Cauto y Guisa.

La realización de este balance provincial estuvo acompañada por la imagen del Capitán de la clase obrera cubana, Lázaro Peña, uno de los precursores junto a Ernesto Guevara de la Serna de la actual Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (Anir).

El Movimiento de Innovadores y Racionalizadores de Cuba nació en los primeros años de la Revolución cubana, en la década del 60 para enfrentar los problemas de la economía, provocados por el éxodo de técnicos y la escasez de piezas de repuesto, resultantes de las acciones del imperialismo yanqui para ahogar a la naciente Revolución.

Hoy, la Anir es una poderosa asociación de la clase trabajadora que impulsa la ciencia, la técnica y la introducción de la tecnología en todos los sectores de la producción, los servicios, la docencia, la investigación y la defensa de la patria.

El CIR es una organización de base, denominada Comité de Innovadores y Racionalizadores que se forman en cualquier entidad donde existan tres o más inventores, innovadores o racionalizadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *