Evocan la fundación y toma de Pilón por los rebeldes

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 30 diciembre, 2016 |
0
Poblado de Pilón / FOTO Rafael Martínez Arias
Poblado de Pilón / FOTO Rafael Martínez Arias

Pilón celebró este jueves el cumpleaños 115 de su fundación, y el aniversario 58 de la toma del poblado por los hombres de verde olivo. Con motivo de esos sucesos se realizó un acto político cultural en la plaza Benny Moré de ese costero paraje.

Dentro de las actividades conmemorativas también se incluyen una vigilia, la inauguración de obras sociales, realización de actividades en los barrios y visitas a sitios históricos relacionados con Fidel.

En los últimos días del mes de diciembre de 1958 el triunfo definitivo era inminente. Ya a Campechuela, Media Luna y Niquero los habían liberado los guerrilleros el 26 de diciembre, solo faltaba Pilón entre los territorios costeros de la actual provincia de Granma.

Según refiere el sitio ecured el día 27 una pequeña escuadra capitaneada por Carlos Más Sotomayor estaba en el Boniato, desde donde manda a sus hombres a Calabaza. Luego conmina a los guardias a la rendición, mas desafortunadamente la respuesta es negativa.

Una tanqueta es emplazada cerca del río de la Trocha y disparan. El pueblo venía con los insurgentes y con banderas en alto pero el recibimiento nada amistoso los hace dispersarse y los rebeldes deciden replegarse.

En horas de la tarde los guardias se retiran, queman el cuartel y se van con deseos de matar. Al anochecer de ese día, una escuadra comandada por el teniente Juan Rico Hidalgo, bajó por la zona del Boniato y entró a Pilón.

Es 28 de diciembre y la noticia corre por doquier. Hacen fiesta en casa de Carlitos Yero y el día 29 por la mañana, entra Carlos Más por la Trocha.

El 29 de diciembre es para Pilón el primer día de libertad pero los barbudos ya estaban dentro desde la noche anterior. Nunca antes en ese pueblo hubo una felicidad tan grande. Allí donde Celia Sánchez Manduley tuvo un gran activismo conspirativo, se ponía fin, ese día, al oprobioso régimen batistiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *