Exclusividad y reparaciones en Dietéticos Bayamo

Share Button
Por Leslie Anlly Estrada Guilarte | 18 agosto, 2016 |
0
FOTO / Rafel Martínez Arias
FOTO / Rafel Martínez Arias

Después de extraer el agua a la leche de vaca y agregarle azúcar, se obtiene un producto espeso que puede conservarse durante varios años. Así se obtiene la leche condensada, uno de los alimentos que en Cuba solamente se elabora en Bayamo.

En la Unidad Empresarial de Base Dietéticos Bayamo tienen ese privilegio y exclusividad. Allí, también es donde único se produce la harina lacteada, el Materlac, alimento energético para embarazadas  con problemas de nutrición y el Lactosan, suplemento nutricional para recién nacidos.

Juan Carlos Reyes Peña, jefe de producción, dijo que en total se fabrican 35 alimentos, entre ellos, mezcla para batidos y helado, refrescos instantáneos y vitaminados, natillas.

“Nuestras producciones élites como la leche condensada, materlac, y otras, no se cumplen hasta la fecha, fundamentalmente, por afectaciones en la materia prima, y también por problemas tecnológicos, pues es una industria antigua, fundada en 1930, y las máquinas son las mismas desde hace mucho tiempo.

“Estamos al día con las entregas de la leche en polvo a la canasta básica y para tiendas en divisa, mezclas de batido, dulces en barra.

“En sentido general, la tecnología es obsoleta, y presentamos problemas con la caldera, aunque existen expectativas de poner en marcha una próximamente; también hay dificultades con el sistema de refrigeración. Las buenas nuevas están en la realización de reparaciones en las obras civiles del laboratorio y la fábrica de bombones, entre otros sitios”, agregó.

Para José Ricardo Fernando Martínez, jefe de área de gestión de la calidad, las transformaciones en el laboratorio, que incluyeron nueva iluminación, pintura, climatización, influyen positivamente en la calidad de los análisis, mediante los cuales se determinan si las características organolépticas (olor, sabor, aspecto) son las adecuadas para comercializar los productos.

“Si en el laboratorio no existe la temperatura adecuada los resultados de los estudios pueden alterarse, además, se pusieron mallas protectoras a los extractores de las áreas de microbiología, productos terminados y el cuarto de calor, nuevo local donde se ubica el destilador de agua, un horno y una hornilla eléctrica”.

Donde el chocolate es el aroma predominante también las reparaciones llegaron para la alegría de los ocho trabajadores del área, donde desde el 2007 obtienen tabletas de 50 y 100 gramos, y bombones sólidos y rellenos.

El techo, piso, paredes, impermeabilización y la organización de los exteriores brindan una bonita imagen del lugar.

“Tenemos capacidad para hacer cinco mil bombones diariamente, pero presentamos en muchas ocasiones problemas con las materias primas, además, con los moldes para la tabletas. Tenemos la calificación para hacer producciones con calidad, y la disposición”, expresó Marisol Milán Barrios, al frente de esa línea.

Los aniristas tienen una labor esencial en la continuidad del proceso productivo de Dietético, y de otras entidades de la Empresa de Productos Lácteos.

En el taller de maquinado dan soluciones a problemas mediante el ingenio y la inteligencia. Antonio Góngora Boza es de esos hombres de chispa encendida y declaró:

“Podemos poner varios ejemplos de innovaciones, entre ellas, la reparación del agitador de la planta de agua que estaba en malas condiciones e hicimos uno nuevo, la reparación de una bomba deteriorada de la descremadora, reconstruimos un ventilador de un equipo de clima que da aire a los salones, el mecanismo de una cuba de la fábrica helado- queso que necesitaba un nuevo equipamiento para variar el sistema y fue creado aquí”.

En ese taller, equipado con las máquinas necesarias, hacen maravillas, y es, junto al personal de Dietético de las fortalezas del lugar. Entre productos alimenticios y deseos de hacer caminan esos hombres y mujeres, que hacen por estos días de esa industria, un lugar más confortable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *