Exposición de pintor italiano en Bayamo  por aniversario de expedición del Granma

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 25 noviembre, 2016 |
0

Ferdinando SilvestrelliCon motivo del aniversario 60 de la salida del yate Granma del puerto de Tuxpan, en México, será inaugurada este viernes en Bayamo una exposición del artista italiano Ferdinando Silvestrelli, amigo de Cuba y activista a favor de causas justas como la liberación de los cinco patriotas cubanos que sufrieron prisión en Estados Unidos.

Compuesta por 25 obras, la muestra tendrá como título Mexiterráneo. Primordiali Organismi Unicellulari y estará en la sede provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba hasta el próximo 25 de diciembre.

Según Sheyla Delgado, representante del creador, la palabra Mexiterráneo simboliza el abrazo del México que acogió al artista durante seis años y la cultura mediterránea llevada por él a todas partes con orgullo.

En conferencia de prensa, refirió que la exposición constituirá un homenaje a sus tres patrias: Italia, México y Cuba,  con el incentivo adicional de estar en Bayamo, cuna de la nacionalidad del país donde radica actualmente Silvestrelli, a quien definió como un soñador, colorido, sensible y siempre transparente.

Agregó que su obra es espejo de su vida y  de la búsqueda ininterrumpida de las esencias, con la música, el movimiento y el color como ingredientes constantes en su receta para comunicar a través del arte.

Ferdinando Silvestrelli, pintor, músico y fotógrafo autodidacta, dijo que ojalá el público disfrute las piezas, tanto como él cuando las concibió en la noche y con música de fondo.

Expresó que le encanta Cuba, en especial por la alegría y amabilidad de su gente, pero no le gusta la pelota porque no la entiende.

Añadió que esta es su segunda visita a Bayamo, una ciudad bella y especial por su simbolismo.

Enrique Saínz, investigador y crítico cubano, escribió en el catálogo de la exposición que las caras y cuerpos desfigurados de la muestra logran romper las estructuras y las convenciones de la estética tradicional, para comunicar una fábula poderosa, un arte posmoderno que se levanta sobre una manera milenaria de hacer.

Según refirió, se adentran en espacios y narraciones fantásticas, en las cuales se puede dialogar con seres surgidos de la nada.

El yate Granma salió del puerto de Tuxpan, en México, el 25 de noviembre de 1956 con 82 expedicionarios, guiados por Fidel Castro, quienes desembarcaron siete días después en un lugar conocido como Las Coloradas, en el actual municipio granmense de Niquero, con el sueño de conquistar la libertad, lo cual fue logrado el primero de enero de 1959.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *