Felicidad multiplicada

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 30 abril, 2018 |
0

Manzanillo.- La de este lunes no fue una de esas mañanas habituales entre los obreros de la empresa pesquera industrial de Granma (Epigram), con sede en esta ciudad del oriente de Cuba, en las que llegan y luego de apenas el saludo, todos se consagran al procesamiento de los productos del mar.

Hoy fue diferente: hubo un momento para multiplicar la felicidad, para los vivas y la confirmación de compromisos y metas laborales, luego de conocer y ver en imágenes a Salvadora López Rivera, una de sus miembros, alzar en La Habana el cuadro y resplandecer en su pecho la estrella de Heroína del Trabajo de la República de Cuba.

El especialista en calidad Yoángel Saborit Rebeca, quien se desempeña además como secretario general del comité de la Unión de Jóvenes Comunistas define a Salvadora como una mujer incansable.

“Ella es una persona que siempre infunde aliento a todo el mundo, no solo entre sus compañeros y compañeras de procesamiento de camarones, sino a todo el colectivo, siempre está “delante”, muy activa en todo: apoyando las tareas sindicales, los eventos de mujeres creadoras, los fórum de ciencia y técnica. Es integral.

“Para nosotros los jóvenes es un paradigma, un digno ejemplo a seguir como lo son los trabajadores de más experiencia en esta emblemática industria”.
Aunque este lunes, los hombres y mujeres de Epigram se limitaron solo a compartir entre ellos la buena nueva, confirman que “la fiesta en grande será al regreso de Salvadora”.

Agustín Montero Cedeño, director de la industria de Epigram comenta: “conocemos que el retorno está programado para los días tres o cuatro de mayo y ya preparamos un acto en la plaza de actividades para agasajar a nuestra compañera, expresarle cuánto orgullo experimentamos al saberla heroína y que nos brinde sus experiencias de esos momentos inolvidables en La Habana”.

¿Qué cualidades usted distinguiría en la personalidad de Salvadora?
“La sencillez, el humanismo, la voluntad y el deseo de trabajar y que las cosas salgan bien. Es muy patriota y siente un amor grande por lo que hace, en lo cual es una de las más productivas.

Salvadora López Rivera integra actualmente la brigada que procesa camarones, faena que se extiende entre 12 y 14 horas.

“Ahora laboran con el camarón de cultivo procedente del municipio granmense de Río Cauto y de San Ross, en Las Tunas. Después, cuando se levanta la veda de la especie, se concentran en el crustáceo que se pesca en el mar.

“Es incansable y aprovechamos su experiencia para que las socialice con el grupo de jóvenes que hemos ido incorporando a la industria.

“Las mujeres en la empresa pesquera industrial de Granma imponen respeto. Son el pilar fundamental y decisivo en los puestos de relevancia: constituyen el 60 por ciento del colectivo”.

Para ilustrar el categórico aporte de las mujeres de la industria pesquera de la ciudad del Golfo de Guacanayabo basta con señalar que las tres Heroínas del Trabajo de la República de Cuba con que cuenta este costero territorio de la provincia de Granma pertenecen a la nómica de esa entidad.

Entre el colectivo dejó su impronta Sara Rosales Alarcón, hoy jubilada; desde 2016 lo es María Arsenia Ortega García y ahora Salvadora López Rivera, un trío que desde su ejemplo y consagración de mujeres iluminan las metas productivas por sellar en Epigram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *