Fidel: Un gestor de la ciencia en Granma  

El pensamiento avanzado de Fidel Castro dio vida a importantes instituciones empresariales y científicas en Granma, entre ellas, la Empresa mecánica Bayamo (Emba), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias Jorge Dimitrov, y el Jardín botánico Cupaynicú.
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 25 noviembre, 2020 |
0
FOTO/Archivos Granma

Convertir un terreno baldío en una ingente empresa y desplazar la verde hierba para edificar esperanzas, progreso, ciencia y sostenibilidad, figuran entre las proezas de Fidel Castro en la provincia de Granma.

EMPRESA MECÁNICA BAYAMO

Al máximo líder de la revolución nunca le faltaron sueños que defender, como cuando  decidió crear en Bayamo, la Empresa Mecánica con el propósito de apoyar el programa agroalimentario y que hoy resulta decisiva en  la producción y comercialización de máquinas de riego de pivote central eléctricas, casas de cultivo y molinos de viento.

Inicialmente se había anunciado que aquí se construiría una de las 12 plantas típicas para la producción de piezas de repuesto que se harían en Cuba, tras el cual se realizó una gran captación de jóvenes para enviarlos a la antigua Unión Soviética para que se formaran en la producción de piezas de repuesto.

Pese a los percances por la falta de financiamiento, el proyecto se retoma en 1986. En la  primer etapa comenzó el movimiento de tierra que había quedado aplazado. Luego continuó la edificación de unas oficinas como facilidad temporal, las cuales eran de madera.

“En el 1986 se levantó la unidad inversionista y posteriormente las primeras secciones de la planta que con el tiempo se ampliaron”, declara Isela Moreno López, fundadora de la Emba al periodista Yelandi Milanés.

“Aunque el objetivo inicial era otro, comenzamos produciendo las máquinas de riego para la agricultura y desde entonces esa producción distingue a la Emba.

“Para fortuna nuestra el 12 de junio de 1989 Fidel inaugura la empresa y ese fue un día especial e inolvidable”, comenta Moreno López.

Según cuenta esta fundadora inicialmente no se llamaba Emba, pues tenía un nombre con muchas siglas que es difícil recordar. En esos años inaugurales, muchos de los que se estrenaban en estas labores eran  muy jóvenes, la mayoría graduados de ingenieros mecánicos, incluido el actual director Luis Alberto Suárez Reina.

Fue una obra titánica, que transcurrió con la característica alegría juvenil, ávida de saberes, capaz de asumir desafíos como la capacitación en la fábrica de combinadas cañeras, conocida antiguamente como KTP, de Holguín; y en la planta de implementos y equipos agrícolas Héroes del 26 de Julio.

La Emba es la única de su tipo en el país destinada a la fabricación de máquinas de riego de pivote central, molinos de viento y casas de cultivo, productos para impulsar la producción de alimentos.

Incursiona también en la creación de postes de alumbrado público que hoy colocan en el Mariel y que sustituyen importaciones; y posee la planta de galvanizado más grande de Cuba, actualmente la única en activo tras la reparación de su homóloga en Mayabeque.

 

Publicado por Empresa Mecánica Bayamo Emba en Martes, 24 de noviembre de 2020

 

JARDÍN BOTÁNICO CUPAYNICÚ

En enero de 1968, Fidel habló del propósito de crear los jardines botánicos en todas las capitales de provincia, y convertirlos en sitios de estudio y recreación.

A pocos meses el científico y botánico alemán Johannes Bisse supervisaba la edificación del Jardín Botánico Nacional, y algunos de sus homólogos en el resto del país.

Inicios del Botánico Cupaynicú. La doctora Ángela Leyva, el científico alemán Johannes Bisse y Laureano Mesías, primer director del Jardín junto a otros especialistas./FOTO Cortesía de trabajadores del jardín.

En Granma   se destinó el sitio de Los Mameyes, en el municipio de Guisa por concurrir en su monte natural numerosos árboles autóctonos de Cuba, beneficiados, además, por el río Cupaynicú y un microclima.  El majestuoso jardín botánico quedó  inauguró el 22 de noviembre de 1981.

Fidel visionaba al hombre conviviendo con la naturaleza y haciendo uso de ella para embellecer y humanizar su entorno.

Publicado por Anaisis Hidalgo Rodríguez en Miércoles, 25 de noviembre de 2020

A ese sueño, Bisse también le puso alas al aspirar a un jardín botánico moderno, científicamente bien documentado y organizado.

Actualmente el Cupaynicú no solo reaviva su misión científica a 39 años de creada, también actualiza sus opciones recreativas y se apropia de las nuevas tecnologías para enriquecer sus servicios.

Entre sus resultados científicos perfila la instrumentación de varios métodos de conservación de especies, entre ellos in situ, de semillas, por propagación in vitro y a través de los herbarios.

También se establecen vínculos de colaboración con diferentes proyectos nacionales e internacionales en aras de potenciar las especies florísticas del jardín.

INSTITUTO DE INVESTIGACIONES AGROPECUARIAS JORGE DIMITROV

El Instituto de Investigaciones …nació un 14 de diciembre, de 1980, por orientaciones del líder de la Revolución cubana Fidel Castro, a fin de crear una institución científica que contribuyera al desarrollo agropecuario de la región oriental, incluyendo la provincia de Camagüey, en correspondencia con las particularidades climáticas y la vulnerabilidad alimentaria del oriente cubano.

Elio Lescay Batista, fundador de esa institución científica recuerda que idea que se hizo realidad sobre la base de un convenio de colaboración entre los gobiernos de Cuba y Bulgaria, de ahí el nombre Jorge Dimitrov, en homenaje al líder búlgaro.

“Cuando el centro abrió sus puertas en 1980, tuvo que enfrentarse a dos retos: formar aceleradamente los recursos humanos con que contaba ya que la mayoría eran recién graduados, sin ninguna formación científica, y comenzar sus estudios asesorados por investigadores y profesores de otras provincias del país.

“En la primera década, algunos grupos de investigaciones comenzaron a tener reconocimiento a nivel nacional, como el de fisiología vegetal, el multidisciplinario en el cultivo del café, el arroz, el de ganado ovino caprino y ganado mayor, entre otros”, manifestó Lescay Batista.

Desde su fundación el centro ha tenido entre sus prioridades la preparación del personal humano.

Publicado por Instituto de Investigaciones Agropecuarias “Jorge Dimitrov” de Cuba en Sábado, 21 de noviembre de 2020

Entre las investigaciones de probada efectividad del “Dimitrov” se encuentra la obtención de semillas categorizadas, lo cual ha garantizado pureza genética e incorporación de variedades altamente productivas, y la obtención de pastos resistentes a la sequía y la salinidad de los suelos.

Resaltan, además, la creación de tecnologías con mejor adaptabilidad a las condiciones edafoclimáticas del territorio; la generación de nuevas variedades de granos, hortalizas, frutales y viandas con un importante impacto en la producción de semillas y en la obtención de pastos y forraje.

Es reconocido su trabajo en la obtención de sueros hiperinmunes a partir de burros, para el diagnóstico de enfermedades en humanos y animales, y en los últimos años se destacan en la gestión ambiental sobre todo en la rama agropecuaria.

La materialización de estas instituciones corroboran con hechos la aspiración de Fidel de fundamentar el futuro de nuestra Patria en hombres de ciencia, de pensamiento. Evidentemente eso era precisamente lo que más estábamos sembrando, oportunidades a la inteligencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *