Fidel votará junto a su pueblo (+fotos )

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 22 noviembre, 2017 |
0

Cuando este domingo 26 vayamos a ejercer nuestro genuino derecho ciudadano como electores, a tantos cubanos le volverá a la mente el pensamiento de Fidel, artífice de nuestra democracia.

Unos recordarán lo vivido, otros cuanto han leído sobre las ideas del invicto líder y el proceso electoral cubano.

De tanta enseñanza, salta por estos días a la memoria colectiva, el proceso de Referendo nacional de 1976, mediante el cual fue aprobada la nueva Constitución de la República y la Ley de Tránsito Constitucional.

En agosto de ese año, en asambleas de nominación, se seleccionaron los candidatos a delegados para los Órganos Municipales del Poder Popular. Entre los seleccionados estaban representados los militantes del Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas, pero también personas sin filiación en las organizaciones comunistas, jóvenes, mujeres, campesinos …

En octubre, el pueblo eligió a los delegados a las Asambleas municipales, constituidas oficialmente el día 30 de ese mes, jornada en la cual se eligieron, también, los delegados a las Asambleas provinciales.

Nuestro líder, en un discurso pronunciado luego en el acto solemne efectuado el 7 de noviembre en La Demajagua, en ocasión de la constitución de las provincias orientales, expresó:

“Hoy quedaron constituidas las Asambleas Provinciales en todo el país, y actos como este se han efectuado o se están efectuando a esta misma hora en Jimaguayú, en Mal Tiempo, en Girón, en Cacahual, y en los Mangos de Roque, como todo un símbolo de que lo que hacemos hoy es sencillamente la continuación histórica de lo que comenzó a realizarse en el pasado siglo.

“Sobre ustedes recaen ahora grandes responsabilidades, sobre todos los delegados a las Asambleas Provinciales, y especialmente sobre los hombros de los delegados de las nuevas provincias orientales”.

El pueblo en el poder, y la responsabilidad que correspondía a los delegados que el epueblo elegía para representarlos, fue siempre para él un principio medular.

Años más tarde, en 1993, durante las elecciones realizadas en aquella etapa, difícil y desafiante, se aplicó como experiencia novedosa, el voto directo de los diputados, luego del perfeccionamiento de los órganos de gobierno a todos los niveles.

En palabras del líder histórico de la Revolución cubana: “No se vio un solo pasquín, no se vio una sola pared pintada, no se vio un solo letrero, una sola tela, una sola propaganda comercial, y los medios de divulgación masiva fueron puestos al servicio de todos los candidatos”.

Al referirse a los enemigos de la Patria, proclamó: “(…) No podrán impugnar la característica extraordinariamente democrática de nuestro proceso, en primer lugar, por la forma de elección o de selección de los candidatos.”

Esa esencia y alcance del sistema electoral cubano, del cual él fue artífice principal, se consolida firmemente, y tendrá continuidad no solo este 26 de noviembre, sino en todos los procesos electorales por venir.

Entonces, hay motivos suficientes para reafirmarle al mundo que, en esta nueva jornada de comicios parciales, Fidel, nuestro invicto líder, como guía, eterno ejemplo y legado, votará junto a su pueblo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *