Fiesta de 15 cerca del cafetal

Share Button
Por Yasel Toledo Garnache | 16 octubre, 2015 |
0
Marian
Marian junto a su madre.

Este 13 de octubre fue un día distinto para Marian Arias Pompa. Compañeros de la escuela, profesores y campesinos de la UBPC de San Rafael, en Buey Arriba, la felicitaban y daban regalos. Tal vez, ella nunca pensó que allí realizaría la fiesta por su cumpleaños 15, pero justo cuando casi terminaba la estancia en la escuela al campo, dedicada a la recogida de café, la sorprendieron con un ramo de flores, cake, refrescos, bocaditos, música…

Llegamos cuando recogían, en parte, porque a pie y esquivando el fango nuestra velocidad máxima es reducida, pero allí estaban la cumpleañera, los demás alumnos, profesores y trabajadores.

Dicen que casi no bailó, porque tenía pena. Ella asegura: “Me gustó mucho, estaba alegre y recibí cantidad de regalos. Aquí jugamos y paso tiempo con mis amigos. Los trabajadores nos tratan de maravilla”.

Cerca de nosotros los otros adolescentes, todos del Centro Mixto Amador Liens Cabrera, iban de un lugar a otro, y se entretenían con una pelota de voleibol, tirándose agua y con otras pequeñas travesuras.

“Es que mañana nos vamos, tenemos que aprovechar. Extrañaremos esto”, dijo Claudia Flores García, presidente de la Feem en el municipio, quien agregó “la actividad estuvo buenísima, a pesar del fango. En este lugar, la comida es buena. Ah, y Marian no es tan tranquila como parece. Ella baila y juega cantidad”.

Mayelín Pompa Aguilar, madre de la cumpleañera, manifestó sentirse contenta, porque sé que mi hija está feliz, aunque casi no se ría. Todo fue muy bonito, y casi ni puedo con todo lo que nos dieron”.

Las jovencitas Mairelis Liens y Lisbeisis Díaz, confirman lo agradable de estar allí: “Han mejorado las condiciones, hay más ambiente, con deportes, música… A veces, uno se cansa de trabajar, pero eso es normal”.

Norge Boza Solano, uno de los tres varones y quien se suponía bailara con Marian, se quedó con los deseos. Él sé lo tomó con calma: “Me dejó plantado, pero entendí que tuviera pena. Nosotros las ayudamos a cargar el agua y los sacos. Nos llevamos bien”

El presidente de la UBPC, que cuenta con 104 hectáreas sembradas de café arábico y robusta, explica que tradicionalmente reciben a estudiantes durante la etapa de recogida: “Constituyen nuestra fuerza más estable, pues la tenemos aquí, incluso, para cualquier emergencia. Aunque individualmente no recogen tanto, siempre llegan a un volumen alto, entre todos. Su norma es en dependencia de la maduración en el campo. Es un placer tenerlos aquí”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .