Fornaris, como un sol refulgente

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 19 septiembre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

Enaltecido por la letra de La Bayamesa, estrenada el 27 de marzo de 1851 en la ventana de Luz Vázquez, llega hasta nuestros días la figura de José Fornaris y Luque, quien junto a Carlos Manuel de Céspedes y Francisco del Castillo rubricó una de las canciones más trascendentales de la trova cubana.

Ven, y asoma a tu reja sonriendo;

Ven, y escucha amorosa mi canto;

Ven, no duermas, acude a mi llanto;

Pon alivio a mi negro dolor.

Su letra pasó de boca en boca por todo el territorio nacional, y una buena parte del mundo, incluida Francia , donde figuró como el himno de los enamorados .

Bayamés de nacimiento, Fornaris (1827), fue uno de los más destacados poetas y periodistas de su época con mayor producción literaria, figuran entre sus libros: El arpa del hogar, Elementos de Retórica y Poética, y Cantos del siboney que lo sitúan como el exponente más valioso del “Siboneísmo “, en Cuba.

Este amigo personal de Carlos Manuel de Céspedes, ejerció también la abogacía en la Ciudad de los coches, participó en la conspiración de 1851, y un año después sufrió prisión en Palma Soriano junto a Céspedes y Lucas del Castillo.

Murió en La Habana, el 19 de Septiembre de 1890 consagrado a la enseñanza, a las letras y cultivó para la historia política, literaria y musical de nuestro país, la primera pieza romántica que glorifica el sol refulgente que lleva consigo la mujer cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *