¿Por qué fue tan difícil detener el fuego en Notre Dame?

Los Bomberos de París apagaron completamente las llamas más de 14 horas después de que comenzara el incendio.
Share Button
Por RT en Español | 16 abril, 2019 |
0

El voraz incendio en la catedral de Notre Dame (París, Francia) tardó más de 14 horas en apagarse por completo y en ese tiempo surgieron preguntas en las redes sociales sobre el modo de apagar las llamas: incluso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aconsejó que se usaran “tanques de agua voladores”.

Gregg Favre, un antiguo capitán del Departamento de Bomberos de San Luis (Misuri, EE.UU.) explicó con detalle en Twitter los motivos por los que habría resultado tan difícil controlar este desastre.

El primer problema lo habría provocado la estructura de Notre Dame que, como la de otras iglesias antiguas, posee “una pesada armadura de madera, grandes espacios abiertos” y “muy pocos” muros que ejerciesen de cortafuegos: el diseño “abierto y aireado” de ese templo es “excelente para una misa”, pero “terrible para controlar la propagación del fuego”, detalló Favre.

Este especialista comunicó que las iglesias suelen contar con pocos puntos de acceso y eso dificulta las labores en caso de emergencia. Además, la forma empinada de la cubierta de la catedral y las avanzadas condiciones del incendio habrían impedido realizar una ‘apertura de trincheras’, un recurso que se emplea en la lucha contra incendios: abrir un espacio en el tejado para tratar de evitar la propagación del fuego.

Según esta versión, incluso implementar grúas, escaleras y mangueras resulta ineficaz para llegar al foco de las llamas en un edificación tan grande como Notre Dame, por lo que los Bomberos de París no tenían otra opción que combatir las llamas desde el interior… una alternativa que también debía descartarse porque las mangueras son “pesadas” y “difíciles de manejar”, a lo que se sumaba que el techo se estaba cayendo.

Finalmente, Gregg Frave recordó que la seguridad de los efectivos es prioritaria incluso cuando se trata de un edificio tan emblemático, para cuya restauración se habrían empleado algunos materiales que habrían ayudado a propagar las llamas con más rapidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *