Gimnasia cubana por volver a la élite mundial

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 29 marzo, 2017 |
0
Cuba aspira incluirse nuevamente en la élite mundial de la gimnasia artística, tras los recientes triunfos internacionales de su nueva estrella Manrique Larduet y la presencia de tres atletas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016.

 

En entrevista con Prensa Latina, el entrenador de la selección de la isla, Carlos Gil, afirmó que no solo se piensa en participar con uno o dos gimnastas en las más importantes lides internacionales, sino también disponer de un conjunto completo que participe en las principales competencias.

Con el quinto y sexto peldaños alcanzados por Larduet en Río de Janeiro en barras paralelas y barra fija, respectivamente, la gimnasia cubana dio un preámbulo de lo que podría alcanzar en este ciclo que culmina en los Juegos Olímpicos de Tokío-2020.

Esa destacada actuación en la cita carioca del mejor gimnasta actual de la mayor de las Antillas, pese a competir lesionado, así como los podios alcanzados en copas mundiales en 2015, reflejan el progreso de este bello deporte en Cuba.

Un reflejo de ello es que en el Campeonato Mundial de Glasglow-2015, en Escocia, Larduet conquistó medalla de plata del all around y obtuvo bronce en barra fija.

‘Nuestras aspiraciones son también de retomar la primacía en el área centroamericana y panamericana, así como clasificar un equipo a los Juegos Olímpicos’, exclamó entusiasmado el técnico Gil.

Este año 2017, dijo, asistiremos a la clasificación centroamericana, en julio, y al venidero Campeonato Mundial de Gimnasia Artística en Montreal, Canadá, en octubre, torneo donde pretendemos -agregó- asistir con cuatro atletas.

‘Estamos en uno de los mejores momentos en cuanto a la calidad de nuestros gimnastas, y tenemos una gran cantera en este deporte, por cuyos resultados internacionales el pueblo cubano va a sentir muy pronto nuevas satisfacciones’, aseveró el joven entrenador cubano.

LOS MEJORES GIMNASTAS CUBANOS DE TODOS LOS TIEMPOS

Uno de los mejores gimnastas cubanos de todos los tiempos fue sin dudas Casimiro Suárez, medallista en Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe, y participante en Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales.

En la Olimpiada de Moscú-1980 resultó sexto en barra fija y séptimo por equipos, y durante los Juegos de la Amistad, competencia organizada en 1984 por los países del antiguo campo socialista tras la ausencia de ese bloque a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles-1984, ganó bronce en caballo de salto.

Marcó un hito de la gimnástica cubana con la calificación perfecta de 10 puntos en la ronda preliminar de la barra fija del Campeonato Mundial de Moscú-1981. Allí logró además el cuarto lugar en caballo de salto.

En el all around ocupó el lugar 31 y el equipo se ubicó en el duodécimo puesto, uno mejor que en la cita anterior de Fort Worth, Estados Unidos, en 1979.

Se incluyó en la final de manos libres (sexto) y fue suplente en salto (noveno) en la cita de Budapest, Hungría en 1983. Asimismo, calificó décimoquinto como máximo acumulador.

Para el mundial de Montreal, Canadá, en 1985, contribuyó a que la selección cubana terminara en el séptimo lugar.

Logró el título en caballo de salto de los Juegos Mundiales Universitarios de Kobe, Japón, en 1985, escoltado por el también cubano Israel Sánchez.

Casimiro incursionó en cuatro Juegos Panamericanos con palmarés de 13 preseas de oro, cinco de plata y una de bronce, siendo la cita continental de Caracas 1983, Venezuela, la más prolífera de su carrera deportiva con seis medallas doradas y una de plata, para proclamarse Rey de los Juegos.

Participó en cuatro ediciones de Juegos Centroamericanos y del Caribe, logrando 16 medallas, de ellas nueve de oro y siete de plata.

Otro de los grandes gimnastas de la isla fue Roberto León Richards, medallista en Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos y del Caribe, participante en tres Juegos Olímpicos y en Campeonatos Mundiales.

Con 18 años León Richard asistió a los Juegos Olímpicos de Munich, Alemania, en 1972, con el puesto 24 en caballo con arzones como principal logro.

En Montreal-1976, Canadá, sufrió una lesión en una extremidad inferior y logró su mejor resultado en caballo con arzones con el lugar 19.

Participó en la cita olímpica moscovita y en caballo de salto se ubicó en el puesto 16; en barras paralelas, alcanzó el quinto lugar y en caballo con arzones, el sexto.

Obtuvo el título en los Juegos Panamericanos de México-1975 en caballo con arzones, barras paralelas y anillas, así como medallas de plata entre los máximos acumuladores, en barras horizontales y por equipo.

En San Juan, Puerto Rico-1979, ganó en barras paralelas, caballo con arzones, por equipo, y fue plateado en barras horizontales. En Caracas-1983, Venezuela, conquistó oro por equipos y barras paralelas, el tercer título consecutivo en ese aparato de la gimnástica.

Acumuló 14 medallas en tres Juegos Centroamericanos y del Caribe, de ellas siete de oro, cuatro de plata y tres de bronce. Y el más grande de la gimnástica cubana es indudablemente Erick López Ríos, primer latinoamericano medallista en Campeonatos Mundiales y ganador de 18 medallas de oro en Juegos Panamericanos.

Nacido en La Habana el 29 de diciembre de 1972, Erick asistió a los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Ciudad de México donde obtuvo medalla de oro en caballo con arzones y terminó con plata en el all-around o máximo acumulador.

Fue el rey de los Juegos Centroamericanos de Ponce-1993 cuando obtuvo el primer en la suma de los aparatos.

Sin cumplir los 17 años en los Panamericanos de La Habana-1991 alcanzó sus primeros grandes logros. Era casi desconocido, pero comenzó un increíble ascenso al obtener oro como máximo acumulador en la suma de los seis aparatos, además de primeros lugares en caballo de salto y barras paralelas.

En los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina 1995, una lesión amenazó sus aspiraciones, pero venció en all-around, caballo con arzones y barras paralelas.

Lideró la escuadra de la isla que ganó ocho medallas de oro, cuatro de plata y otras tantas de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo-1988.

En los Juegos Olímpicos de Sydney-2000 alcanzó la medalla de bronce como máximo acumulador, y en el concurso de máximo acumulador finalizó en el lugar 17.

Semanas antes de los Panamericanos de Winnipeg-1999, no se había recuperado de una linfangitis y existía una gran incertidumbre sobre su participación en esa cita, pero logró medallas de oro en anillas, barras paralelas, caballo con arzones y en el all-around, además de contribuir al primer lugar de Cuba por equipos, y el segundo puesto en barra fija.

Conquistó plata en el Mundial de Gante-2001, en Bélgica, en barras paralelas, y se ubicó quinto entre los máximos acumuladores. Fue el ganador del all arund en la Copa América ese año.

En 2002 ganó el Panamericano de Cancún, México, como máximo acumulador. En 2003 repitió el quinto lugar en el all-around del Campeonato Mundial de Anaheim, Estados Unidos.

Para los Juegos Panamericanos, de Santo Domingo otro accidente peligró de nuevo su participación semanas antes de esa justa, más ganó seis medallas de oro.

En total, Erick López acumuló 18 medallas de oro, tres de plata y una de bronce en Juegos Panamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *