Gracias, Revolución

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 1 enero, 2016 |
0

banderas-cubanasDurante 57 años, la Revolución Cubana ha acumulado numerosos logros  en sectores sociales, como la Educación, la Salud Pública, la Cultura, el Deporte. Una de las  conquistas más humanas lo constituye la protección de personas y familias a través de los crecientes programas de la Seguridad Social.

Este fin de año fue inolvidable para el octogenario Manuel Orlando Rodríguez Renté: una nueva casa en el reparto bayamés Las Caobas, aportó comodidad y tranquilidad a sus años.

Rodríguez Renté combatió a la dictadura batistiana, ahora inválido, recibe este y otros auxilios de la Seguridad social.

Manuel Orlando Rodríguez /Foto Rafael Martínez Arias
Manuel Orlando Rodríguez /Foto Rafael Martínez Arias

Con voz entrecortada por el júbilo y desdeñando achaques exclama elocuente: “Estoy muy feliz, al igual que mi hijo y nuera”, y añade: “Este año fue mejor y así seguirá siendo, gracias, Revolución”.

Invidente desde los 12 años, Yenny Yunai Figueredo Pérez no solo agradece el confortable inmueble recibido hace poco: “Pude recomenzar a estudiar gracias a los logros educacionales en la Escuela Mártires de Pino 3, de Bartolomé Masó… proseguí la Media y Media Superior en El Caney de Las Mercedes, con profesores inolvidables.

“Estudié Derecho en la Universidad de Oriente y me gradué en 2008; actualmente soy una profesional reconocida en la Empresa provincial de servicios legales.

Ibrahim León Milanés, presidente de la Asociación Nacional de Limitados Físico Motores en Bayamo, atesora muchos logros para sus asociados este año y evoca: “A causa de un accidente, sufrí una triple amputación, discapacidad severa y serias limitaciones.

“Recuperarme no habría sido posible sin el empeño de mis médicos, siempre atentos a las lesiones. En cualquier país del mundo habría que ser, quizá, millonario, para lograr una recuperación física y psicológica como la mía.

“Mi familia, muchísimas personas con discapacidad y yo debemos mucho a la Revolución: no tuvimos que salir al extranjero para salir de aquel inmenso bache.

“También reconozco cómo se me permitió reinsertarme a la sociedad, no concibo mi vida de otro modo, a mis hijos jamás les faltó nada, a pesar de inconvenientes y dificultades atravesadas por Cuba. Me siento plenamente realizado, logré todo lo que me propuse, a quienes pierdan la esperanza les digo: ¡Se puede ser feliz aquí!”

Hace muy pocas horas arribamos al aniversario 57 del Triunfo de Enero, un jalón histórico que barrió siglos de injusticia social. A propósito Nicolás Guillén en su Muchacha recién crecida, acuñó un concepto pleno de reciprocidad entre pueblo y Revolución: “Muchacha de Sierra y Llano./ Muchacha recién crecida,/Dame la mano,/Toma mi vida/ Con dos y dos, Con cuatro y cuatro, / Te sigo yo./ Machete y flor. / Paloma y viento. / Te sigo yo”…

Hoy, el esfuerzo gubernamental y la fidelidad del pueblo son tan lozanos como entonces.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .