Granma marcha bien en agricultura urbana y suburbana

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 6 diciembre, 2016 |
0
Organopónico Cinco Palmas FOTO/ Luis Carlos Palacios
Organopónico Cinco Palmas FOTO/ Luis Carlos Palacios

El Grupo nacional de la Agricultura Urbana y Suburbana (Gnaus), valoró de bien el desempeño de la provincia en la más reciente visita a este suroriental territorio.

Lo anterior trascendió en el resumen del recorrido 75 del referido grupo, acaecido este martes en la sede de la Asamblea provincial del Poder Popular.

Los municipios que ocuparon los primeros escaños -tras la evaluación- fueron Pilón, Buey Arriba y Guisa, respectivamente.

Entre las sugerencias realizadas a Granma estuvieron la garantía de semillas para todos los cultivos, la continua capacitación del personal que labora en las áreas productivas y el aseguramiento de vegetales y hortalizas en todos los municipios durante el mes de diciembre.

Asimismo, exhortaron a hacer buen uso de la tecnología, a incorporar a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) al trabajo de los organopónicos ubicados en los barrios, y a generalizar los patios de microrganismos eficientes en todos los municipios, tomando a los de Manzanillo como referentes.

En las conclusiones fueron destacados el trabajo de la minindustria Rio de Oro, en Jiguaní, y la labor encomiable del organopónico Cinco Palmas, de Bayamo, el cual constituye una gran promesa productiva.

También otorgaron la categoría de excelencia al patio de plantas ornamentales Ernestina Guerra, de Buey Arriba, y la doble excelencia al organopónico de la Cooperativa de Producción Agropecuaria 24 de febrero, del costero municipio de Campechuela.

Los evaluadores aconsejaron preparar a la provincia y a los territorios de mejores resultados para la declaración como referencias nacionales.

El Gnaus aprovechó la visita a Campechuela para sembrar, en honor a Fidel Castro Ruz, un caguairán en el parque ecológico Rosa Elena Simeón Negrín.

El recorrido 75 del Gnaus estuvo presidido por el ingeniero Francisco Martínez Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *