Granma y Matanzas, ¿misión imposible?

Share Button
Por Granma | 10 septiembre, 2018 |
0
FOTO/ Rafael Martínez

Por lo que se ha visto hasta ahora, dos de los cuatro equipos semifinalistas de la anterior campaña, Granma –actual bicampeón– y Matanzas, con presencia en el podio en las últimas seis ediciones de nuestras Series Nacionales, podrían quedar eliminados en la primera ronda de la presente lid en lo que sería no solo un inesperado desenlace, sino también la caída más estrepitosa de un torneo a otro.
Sin incluir los desafíos de este domingo, Granma es uno de los seis equipos que anota menos de cien carreras en la justa y uno de los tres que no llega a 95 y lo de Matanzas es prácticamente increíble, solo ha pisado el home en 76 oportunidades. Hasta la jornada dominical los granmenses compilaban a la ofensiva un pálido 262 como promedio de bateo y los matanceros un todavía más anémico 254, ambos muy por debajo del average del certamen, que anda por 281.

El pitcheo de los actuales monarcas es el que más jits recibe por juego (11,56) y el de los matanceros es casi diez (9,82). Ambos cuerpos de lanzadores son los más castigados por sus contrarios, pues son los únicos a los que les batean por encima de 300 en la campaña. La efectividad del campeón defensor es la más depauperada (5,80 carreras limpias por juego) y la de los de la Atenas de Cuba, se alquila (5,51). Y la defensa, en un campeonato bastante pobre en este decisivo aspecto, los promedios de estos dos inusuales rezagados son igual de desnutridos: 975 Granma y 970 Matanzas.

¿Qué posibilidades tienen de llegar al sexteto que disputará la segunda etapa en busca de las cuatro plazas semifinalistas? Cuando se acaban de leer esos indicadores y si se echa un vistazo al camino que aún deben recorrer, la respuesta ahora mismo sería: casi ninguna. Sin embargo, aun cuando para 13 de los 16 conjuntos ya se cubrió la mitad de los partidos (45) de esta fase inicial, incluyéndolos a ambos, matemáticamente aún pueden aspirar.

Esa esperanza ha de descansar en darle un vuelco a los números rojos, pero la verdad es que lo que se avizora parece peor. Es bien difícil –aunque todavía no imposible– que alguno de los dos pueda entrar en el cuarteto de vanguardia y asegurar su pase automáticamente, por lo tanto, la opción más a su alcance es la de buscar el séptimo u octavo escaño y ganarse el puesto en las series de comodines, que como sabemos otorga los otros dos boletos. Pero esto también les será en extremo engorroso.

Lo complejo para las dos escuadras de abolengo herido es que sus senderos en el segundo segmento de esta manga inicial están llenos de espinas. A granmenses y matanceros les quedan a partir de mañana 21 desafíos, pero 15 de ellos serán frente a los ocupantes de las cinco primeras plazas de la contienda. Este es el camino de Granma: pri (11-13); Las Tunas (15-17); cav (19-21); mtz (23-25); art (27-29); ind (1-3 octubre), y vcl (5-7). Y el de Matanzas: cav (11-13); vcl (15-17); art (19-21); gra (23-25); ind (27-29); pri (1-3 octubre), y ltu (5-7).

Es cierto que los dos elencos tienen sensibles ausencias. En la nómina de los Alazanes no están como no lo estuvieron en igual periodo de la pasada porfía, Alfredo Despaigne, ya con 25 cuadrangulares en Japón, y Lázaro Blanco, as del pitcheo de ese equipo, que juega en la Liga Can-am. Para colmo, Roel Santos y Yoelkis Céspedes, dos bastiones, no han podido estar con el grupo a tiempo completo. Matanzas se ha visto disminuida, porque su receptor titular, Ariel Martínez, y su tercera base, Yurisbel Gracial, se desempeñan en el béisbol nipón, con el antesalista envuelto en una gran campaña allí.

Si ganan 15 de los 21 las espinas no los habrán pinchado lo suficiente y podrían ver la luz al final del túnel. Pero solo la luz, pues si consiguen la hazaña, les restaría la serie de comodines de tres juegos a ganar dos para continuar dentro de la corte beisbolera del país. ¿Qué usted cree, se quedan o avanzan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *