Guapachá, cuando la mente no descansa

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 23 noviembre, 2019 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Con la cabeza repleta de imágenes, metáforas y epítetos,  recorre diariamente  la ciudad el bayamés Luis Orlando Quesada Arévalo-Guapachá-, hombre temperamentalmente colérico y mente pródiga que no descansa y vive para la composición musical.

Por estos días celebra cincuenta años de vida artística, justificado motivo para evocar “La herencia de mis abuelos”, lo relacionado con “La mudanza”,su peculiar forma de decir “Deja amarte a mi manera” o el desmedido romanticismo presente en el  tema “Tú me provocas un beso”,

Es un hombre inquieto y creativo, con una trayectoria artística envidiable: primer director del Centro provincial de la música en Granma, presidió la filial de Música de la Uneac, registrado como miembro de la Sociedad de autores y editores de España y del Comité de música Internacional de la UNESCO…

Atesora más de 130 composiciones entre canciones románticas, sones, merengues y guarachas, con las que hace gala a su nombre Orlando,de origen germano y que significa la gloria de su tierra.

RETROSPECTIVA

Con apenas ocho años de edad, frecuentaba la bodega de Pío Rosado y Figueredo, en Bayamo, acompañado de dos latas vacías de puré o de betún,  que al percutirlas emitían un sonido musical contagios.

La gente coreaba y aplaudía lo que el pequeño Orlandito ejecutaba, hasta que una mañana llegó hasta allí Ernesto Reyes, apodado El mago, un buscavida ambulante, facilitador de  billetes de lotería.

En  una mano agitaba el sortilegio económico con los números de suerte y en la otra la  oferta del día: pan fresco. Aquel  singular “concierto” rodeado de seguidores le llamó la atención y de inmediato se interesó por el muchacho.

-A partir de ahora te llamarás Guapachá y recorrerás conmigo toda la ciudad acompañado de tu música, te daré un pan diario y algo de sustento para aliviar el gasto de la familia.

Así quedó bautizado  este juglar criollo, distinguido por su aporte a la música cubana e Hijo ilustre de la ciudad, conferido en sesión solemne de la Asamblea municipal del Poder Popular, por el aniversario 506 de fundada la Villa San Salvador de Bayamo.

OPINIÓN AUTORIZADA  

Idael Peña Capote, es el Director técnico artístico de la Empresa provincial comercializadora de la música y los espectáculos Sindo Garay, de Granma y conocedor de la obra artística del cumpleañero:

“El aporte de Guapachá a la música cubana es infinito, transitó y dejó su impronta en diferentes agrupaciones y proyectos del territorio, premiado en eventos nacionales “Cantándole al Sol”, en festivales de música Infantil “Pequeño Príncipe”, “Sindo Garay, Canción para una ventana…

“Portados de una pedagogía única, envidiable, Guapachá,es capaz de transitar por lo académico y popular con la misma entrega e  intransigencia dispuestos en los espacios artísticos que engendró; la Noche del bolero, de la Uneac y sus programas en la Radio y Televisión, así lo testifican”.

Ahora que lo conoces mejor, salúdalo al pasar y regálale como trofeo, un epíteto, una metáfora, un símil…, para que salvaguarde en   su cabeza la mente que jamás descansa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *