Guisa se encamina hacia el autoabastecimiento alimentario

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 19 marzo, 2020 |
0
Sembrados de Frijol/FOTO Rafael Martínez Arias

En estos tiempos de carencias materiales y recrudecimiento del bloqueo económico, resulta estratégico sustituir importaciones y lograr el autoabastecimiento en el ámbito alimentario.

Guisa es uno de esos territorios que ha asumido esa filosofía como un imperativo y ya da sus primeros pasos en la sustitución del frijol importado.

En una visita realizada recientemente a este municipio montañoso, La Demajagua pudo conocer que allí se trabaja para obtener alrededor de 70 toneladas del grano en todo el año, lo cual implicaría duplicar las 35 obtenidas en 2019.

De las dos cosechas que se realizan en el año actualmente se han recogido alrededor de 10 toneladas, pertenecientes al periodo de frío, que deben superarse pues aún queda mucho frijol en el campo, refirió a este diario Yoel Arias Flores, miembro del Buró municipal del Partido Comunista de Cuba, responsabilizado con el ámbito agroalimentario.

La mayoría de los campesinos guiseros están involucrados en esta tarea y reafirman su compromiso de cumplir lo pactado, pues según cálculos preliminares, si se alcanzara la cifra de 70 toneladas se garantizarían los frijoles que demanda ese paraje montañoso, en cinco meses, teniendo en cuenta la asignación de la canasta básica.

Actualmente se siega la variedad Fasiolo, y para la venidera primavera se piensa sembrar el Caupí, con las cuales se contribuirá al sostenimiento alimentario del municipio.

En las actuales condiciones los guiseros saben cuan significativo es este aporte a la economía del país, la que no solo demanda sustitución de importaciones, sino un sostenido incremento de las producciones, de manera que con el paso del tiempo necesitemos menos de lo que arriba a nuestros puertos.

El objetivo es que el municipio produzca todo el frijol que demanda y en ese esfuerzo, a pesar de las carencias de algunos productos necesarios para la atención al cultivo, están involucrados los cooperativistas y campesinos, quienes saben que su actual entrega rendirá frutos para su coterráneos.

Si logran materializar sus anhelos no solo concretarán un triunfo, pues también se erigirán como ejemplos para aquellos territorios que de manera similar, deberán producir los alimentos que demandan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *