Hábitos que visten almas

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 13 abril, 2019 |
1
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Adoloridos pero felices, como madres que dan a luz a sus hijos, muy queridos todos, están los actores de Teatro Callejero Andante después del estreno de la obra Hábito, dirigida por Jhon Angel Valero, miembro del Grupo de Teatro callejero Luz de luna, de Bogotá, Colombia, quienes comparten procesos creativos con los artistas cubanos desde hace cuatro lustros.


La puesta en escena tuvo lugar en el Paseo de la calle General Calixto García, principal arteria comercial y cultural de Bayamo, donde el público respondió con excelente participación en el espectáculo interactivo y cautivante a juzgar por la cantidad de transeúntes que se detuvieron hasta el final de la muestra.

La farsa relaciona temas comunes en las sociedades del mundo, donde siempre hay personas que se hacen pasar por otras, en este caso religiosos provistos de sus hábitos que estafan al público haciéndose pasar indistintamente por artistas, personas desvalidas, ciegos o muy devotos.

Comicidad y análisis profundos se juntan en una obra que comienza con oraciones en latín, música de sonoridades latinas, entre los ballenatos y los corridos, con letras escritas por el dramaturgo expresamente para la obra.

Las actrices ya consagradas en el grupo Adis Nubia Martí, Marilis Sutil, Dailin Anaya, la más joven a la altura del histrionismos de las experimentadas Claudia González y la actriz invitada Dania Agüero directora del Guiñol de Holguín, que empastó con elenco al que se sumó Manuel Alejandro Pérez Cedeño, joven que debuta con esta obra en la construcción y puesta en escena de un personaje.

La lectura de titulares de la prensa nacional, la reflexión inducida de temas existenciales y la presencia de metalenguajes en las acciones, textos que aluden problemáticas implícitas en los diálogos y la cadena de acciones coherentes permiten la comprensión de los mensajes que envía el director a través de la obra.

Hábitos induce a pensar hondamente en la necesidad de la formación y sostenimiento de los valores que resguarden la dignidad humana. Ofrece a la vez más de cuarenta minutos de sano esparcimiento en las comunidades donde será presentado.

Al final de la presentación, el Centro Provincial de las Artes Escénicas reconoció la labor del director colombiano , al permitir el desarrollo de un sistema de entrenamiento actoral, que permitió crear y componer, con un rico trabajo musical como complemento dramático.

Resalta además la carta que se lleva a su país, como aval de la labor desplegada, que enriquece con la  obra el amplio repertorio del Grupo de Teatro Callejero Andante, con una puesta en escena de alta calidad estética, conceptual e interpretativa.

Acerca del estreno, Jhon Angel Valero expresó su alegría y afirmó sentir que cede la tensión que genera el proceso final previo, pues comienza a ver el trabajo en el que el grupo se sumió desde diciembre último.

En cuanto a la recepción del público, quedó muy conforme, conocedor por las veces que visita Cuba de la reacción del espectador cubano, dice es un público agradecido que recibe bien el trabajo comunitario.

Miembro de la Red Latinoamericana de Teatro Callejero, Teatro Callejero Andante de Bayamo y Luz de Luna de Bogotá, sellan caminos en su andar por la cultura humana en esta puesta en escena.

Este sábado la segunda función será ofrecida en la Plaza de la Revolución a las seis de la tarde y a partir del lunes estarán en el Festival de Teatro Callejero que tendrá lugar en Matanzas hasta el día 21 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. El buen arte como paradigma humano, estrecha lazos y permite el abrazo fraterno entre artistas, que en diferentes latitudes enarbolan los signos vitales de la humanidad como banderas de la cultura, que une pueblos e identifica tiempos.
    Teatro Andante de Cuba y Luz de Luna de Bogotá han visto florecer el arte contemporáneo, con disimiles puestas en escena, talleres, conferencias, colaboraciones por 20 años, unas veces desde la altitud del barrio Girardó, otras desde la calida ciudad de Bayamo.
    Agradecemos infinitamente el esfuerzo realizado por el director Jhon Angel Valero Coba, con su equipo y el respaldo del Sectorial Provincial de Cultura de Granma, el CPAE y el CNAE.