Hablar el mismo idioma

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 29 septiembre, 2020 |
0

El polo científico productivo de Granma analizó los principales resultados científicos que tributan al incremento de viandas, hortalizas, granos y frutales, en aras de generalizarlos a tono con la estrategia  económica y social implementada por el país para impulsar la economía cubana y lograr nuestra soberanía alimentaria.

La reunión con el gremio científico de Granma y la máxima dirección del Partido y el Gobierno en este territorio, valoró de positivo el trabajo que está desarrollado el programa de innovación  agropecuaria local en los municipio de Bayamo, Guisa, JiguanÍ y Cauto Cristo, precisó el máster en Ciencias Alexander Álvares Fonseca, coordinador en el Polo del programa de hortalizas, viandas  y granos.

Otros resultados de impacto lo constituyen la cadena de semilla a partir de la obtención de semilla básica en la estación experimental agrícola de Jucaibama y su homóloga de Jucarito, las cuales han permitido sustituir importaciones en el orden de los 2,4 millones de pesos.

“El ñame, aunque no ha generado un impacto económico sí sustituye en un porcentaje bastante adecuado los rendimientos en relación con los clones existentes anteriormente, en función de esos se está produciendo semilla en la biofábrica de Granma”, explicó Álvares Fonseca.

Durante la reunión del Polo científico se puntualizó la proyección estratégica económica y social de Granma en función de las nuevas políticas económicas que sigue el país a partir de lo establecido para la soberanía alimentaria y la educación nutricional.

El Consejo de Defensa Provincial enfatizó en la producción estratégica de la provincia dirigida en el próximo período a la producción de viandas, bastante deteriorado en este territorio.

“Hoy solamente se reproducen semillas de calidad de plátano y ñame, tenemos que intencionarla hacia otros cultivos teniendo en cuenta el plan que hay en el país de soberanía alimentaria y alimentación y la cantidad de libras percápita a suministrar para alcanzar estos objetivos y cuyo eslabón principal es la semilla”, expuso Alexander Álvarez.

Actualmente la estación experimental agrícola del Instituto Jorge Dimitrov garantiza la semilla de frijol común Vigna, de soya, ajonjolí, girasol, pimiento y la Papaya variedad Maradol Roja, que ya se cosechan por productores especializados de Bayamo, Yara y Media Luna.

“Tenemos la conservación y evaluación in situ de un germoplasma de yuca con 26 clones promisorios, procedentes del Instituto de viandas tropicales, y la interacción con otras instituciones científicas del país en la validación de algunos genotipos con tolerancia a los diferentes tipos de estrés por incidencia del cambio climático, como salinidad, sequía y altas temperaturas”, comentó Álvares Fonseca.

El polo científico de Granma ha validado numerosos resultados científicos en ramas priorizadas de la producción de alimentos para los humanos y los animales falta articular el mismo idioma y poner las tecnologías en función de hace producir la tierra.

El polo científico lo integran 15 instituciones, cuatro de ella científicas, entre estas el Instituto de Investigaciones Agropecuarias Jorge Dimitrov, la Universidad de Granma, la estación experimental de Jucarito y la de Jucaibama, así como el Consejo de las Ciencias Sociales.

Lo acompañan además ocho instituciones de la agricultura encabezado por la delegación provincial, entre ellas la Ueb semilla Granma, la dirección provincial de suelos y fertilizantes, su homóloga de sanidad vegetal, y cuatro empresas agropcuerias, la Bayamo, jiguaní, Yara y Niquero, la Anap, la Actaf y Labiofam .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *