Hacedoras de revolución (+ fotos)

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 9 marzo, 2019 |
0
Taide Rodríguez Alfonso a pie de obra, en el montaje de silos metálicos en Cayamas, Río Cauto FOTO/Orlando Fombellida Claro

Aunque por sus características en el sector de la construcción es mayoritaria la presencia de hombres, también laboran mujeres, cuyo desempeño es loable.

Por primera vez en Granma, desde hace varios meses la delegada territorial del Ministerio de la Construcción es una fémina, la ingeniera mecánica, Máster en Ciencias (MSc.) Rita María Licea Díaz, directora general de la Empresa de Construcción y Montaje de la provincia.

En dicha entidad laboran otras 443 mujeres, quienes representan el 37 por ciento del total de su trabajadores: mil 186.

A esas miconeras, como les gusta autodefinirse por pertenecer al Ministerio de la Construcción, se les ve en las obras en ejecución por la Empresa de Construcción y Montaje Granma (ECMG), lo mismo en su provincia o fuera de ella, bajo fuerte sol o lloviznoso día.

Rita María Licea Díaz junto a jóvenes destacados de la Empresa de Construcción y Montaje Granma FOTO/Luis C. Palacios Leyva

Acompañan a Rita María en su equipo de dirección, Iraida Cisneros Ramos, Maidél González González, Martha Pacheco Villa, Digna Hornedo Guerra y María Elvira Cerrano Blanco, directoras, respectivamente, de: capital humano; negocios; economía; organización y control y órgano de cuadros.

También, Gretel Ferrer Mora, Taide Rodríguez Alfonso y Margarita Fonseca Gómez, al frente, en el mismo orden, de las unidades empresariales de base (UEB) de equipos y talleres; brigada constructora número dos y siete.

Gretel Ferrer Mora FOTO/Anne Marie Legrá Alberrt

Gretel está al frente de 249 obreros, Taide de 230 y Margarita de 200. Las tres coinciden en que son buenas sus relaciones con los subordinados, porque estos las respetan y se esfuerzan en el cumplimiento de sus obligaciones.

Tener esposos e hijos, dicen, no les ha limitado para trabajar, superarse, pertenecer a los Comités de Defensa de la Revolución, a la Federación de Mujeres Cubanas y otras organizaciones, por la compresión y ayuda de la familia.

“La sociedad cubana tiene creadas las condiciones para que nosotras las mujeres seamos dirigentes”, añade Gretel.

Taide concuerda con Gretel en cuanto a la imprescindible colaboración de la familia y añade que al trabajar con amor, se disfruta y resuelven los problemas.

Margarita Fonseca Gómez FOTO/Anne Marie Legrá Alberrt

Para Margarita Fonseca, dirigir a hombres “es una tarea difícil, pero me gusta”.

Rita María confiesa preferir dirigir a hombres que a mujeres, pues en su opinión es más fácil hacerlo “quizás sea por el respeto que nos tienen, sin dejar de jaranear con ellos ni de preguntarle por sus familias”.

Sin embargo, aspira que a las 26 actuales féminas directivas en la ECMG se sumen otras, porque “las mujeres somos más comprometidas con el trabajo, y que me disculpen los hombres”.

El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, aseguró: “construir es hacer revolución”, eso hacen las constructoras granmenses.

Grtetel Ferrer, Margarita Fonseca y Rita María Licea FOTO/Anne Marie Legrá Alberrt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *