Hacer de la cotidianidad una asamblea permanente

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 14 octubre, 2015 |
0
Asamblea del PCC, Bayamo
FOTO / Rafael Martínez Arias

El mejor dividendo  que dejó la reciente Asamblea municipal del Partido en Bayamo fue, que sus delegados, representantes de todas las organizaciones de base del organismo político aquí, asumieran  que el momento ya no admite explicaciones, ni siquiera discursos sobre buenas proyecciones.  Esta hora es para la acción concreta.

La reunión, con la cual cerró en Granma, el proceso asambleario a ese nivel, previo al VII Congreso de los comunistas cubanos, reflexionó en torno a fundamentales preocupaciones emitidas por los bayameses durante un abarcador proceso de consulta popular, como  la producción de alimentos, las indisciplinas sociales, el necesario papel de vanguardia de los núcleos del Partido y de las  administraciones, y la atención a los jóvenes.

En el análisis del primero de esos temas, volvieron a ser recurrentes el formalismo en los actos de contratación, el desvío en la comercialización de productos de alta demanda, la insuficiente producción estatal para contrarrestar elevados precios que impone la oferta particular, las infinitivas reservas productivas de organizaciones estatales, campesinas  y en las miles de hectáreas de tierra entregadas en usufructo…

¿Qué hacer para transformar definitivamente ese estado de cosas?: Pedro Luis Blanco, de la Cooperativa de Créditos y Servicio (CCS) Luis Noel Tornés, abrió el debate para hablar de la ganadería, sector que incumple localmente con más de 600 mil litros de leche, y sobrepasa en más de dos ml las muertes vacunas planificadas.

Se refirió al conjunto de acciones puestas en práctica  en su unidad, a propósito del movimiento que generó la asamblea, y que en muchos lugares promueve mejores manejos de la masa, el enfrentamiento colectivo al hurto y sacrificio de ganado, y la búsqueda de diversas alternativas productivas para garantizar la alimentación animal y popular.

Una organización sin núcleo, es una organización huérfana, apuntó, al justificar que muchos de los problemas atravesados por su cooperativa han logrado frenarse con la constitución e impulso del trabajo del núcleo partidista.  En otros lugares también se ha logrado ese vital objetivo, aunque todavía hay organizaciones productivas que no tienen ese compromiso pendiente.

Juan Cabrera, de la CCS Clemente Ramos, intercambió sobre la inestabilidad de los cuadros, de las veces que en no pocas bases productivas ha sido necesario cambiar a los integrantes de las juntas directivas, un hecho con soluciones encaminadas y que requiere de priorizada y mantenida atención.

Tanto estas como otras intervenciones, coincidieron en que la falta de exigencia, organización, control y trabajo directo con el hombre en la base, constituyen causas fundamentales de las irregularidades productivas todavía presentes, aún cuando a pesar de que no son suficientes los recursos materiales, hay ahora mayor  disponibilidad de estos.

Quedó claro, también, que hay mecanismos y guías que orientan como trabajar mejor y de forma más eficiente, como es el caso de los objetivos de la Primera Conferencia del Partido, y los lineamientos económicos y sociales aprobados en su VI Congreso.

¿Cuántas cosas pueden hacerse desde el Partido para cohesionar a las fuerzas productoras de alimentos?, preguntó a manera de reflexión, Olga Lidia Tapia Iglesias, miembros del Secretariado del Comité Central del Partido.

Están claros los objetivos, las vías a utilizar, y no hay mucho más tiempo –señaló-; creamos expectativas en el pueblo, el cual nos está evaluando todos los días, entonces hay que concretar los resultados, para que la gente los vea, convocó.

Esta bueno ya de  decir que vamos a exigir y controlar más, hay que hacerlo ya, vamos a actuar.  Somos hipercríticos de las actividades de las cuáles no formamos parte, pero no de las que nos corresponden.  Hay que actuar y movilizar con el ejemplo y la exigencia, acotó.

Ángel Arzuaga Reyes, vicejefe del departamento político del Comité Central, destacó que la guía para el trabajo la aportó el proceso previo a esta asamblea, la cual promovió por varios meses y en cada lugar, la identificación de los problemas, los responsables y la forma de resolverlos.  “Eso es lo que tenemos que hacer, es el método, el estilo, sigámoslo haciendo así”, requirió.

Por igual camino deben transitar el enfrentamiento a las indisciplinas sociales, gran preocupación popular; la afiliación de trabajadores por cuenta propia al movimiento sindical (Granma registra uno de los índices más bajos), y la estratégica atención a los jóvenes.

Entre las cuestiones que salieron a relucir en este último tema, estuvieron, por ejemplo: jóvenes graduados de carreras agropecuarias que luego no desean incorporarse al sector, o lo abandonan; estudiantes de carreras médicas, militantes de la UJC, que se desactivan cuando llegan al ciclo clínico (a unidades asistenciales), y pobre atención de algunos núcleos a los comités de base de la organización juvenil.

Sonia Virgen Pérez Mojena, máxima dirigente política en Granma, convocó a conversar y escuchar más a los jóvenes, a saber cuáles son sus aspiraciones, a enamorarlos, desde la propia universidad, de sus futuros encargos sociales.

Hay que darles –aseguró Tapia Iglesias-, mayor participación en todo el quehacer económico, productivo y de servicios, vincularlos más a los actuales y estratégicos programas de la Revolución, como la informatización de la sociedad, la construcción e inversiones, el saneamiento ambiental, los proyectos comunitarios y de desarrollo local, el enfrentamiento al alcoholismo y la violencia…

Bayamo desarrollo una profunda asamblea, y el reto ahora está en hacer que sus debates y reflexiones devengan práctica permanente.

Al cierre, los delegados eligieron a los integrantes del comité y buró municipal del Partido en el municipio, encabezado este por José Manuel Maceo Martí, en el cargo de primer secretario.

Fueron aprobados, también, las comisiones de trabajo que auxiliarán al comité, los delegados a la asamblea provincial y los precandidatos a miembros del Comité Central

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .