Hermosa demostración de humanismo

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 6 febrero, 2018 |
1
Elisdel Abraham tiene 2 años, y desde los ocho meses de nacido está ingresado aquí, a un costo diario aproximado a los dos mil 500 pesos.Foto Luis Carlos Palacsios Leyva.

Los labios se contraen y simulan un beso, mientras el rostro redondo de cachetes colorados hace una mueca que pretende ser una tenue sonrisa.

El pequeño es muy blanco y de piel inmaculada, y emana un hálito de ternura que estremece a quienes como nuestro equipo reporteril, estuvo ante su lecho en el sitio, que devenido su hogar, le mantiene vivo y atendido: la sala de Terapia intensiva del hospital pediátrico docente General Luis Ángel Milanés, de Bayamo, provincia de Granma, institución merecedora del Reconocimiento provincial por su desempeño durante 2017.

Elisdel Abraham Aragón Benítez, es su nombre, tiene 2 años, y desde los ocho meses de nacido está ingresado aquí, por padecer de Werning-Hoffman, enfermedad por la cual requiere de por vida del acoplamiento a un equipo de ventilación artificial.

Tal afección es un tipo de atrofia muscular espinal, que por ser inusual e irreversible, en prácticamente todos los países del mundo quienes la padecen no reciben tratamiento prolongado y fallecen a muy corta edad.

Pero en la Mayor de las Antillas el paciente es mantenido con vida mientras su organismo sea capaz de resistir, no obstante resultar un procedimiento sumamente costoso que se ofrece de forma gratuita, pues la importación de un equipo de ventilación implica invertir más de 29 mil 900 pesos.

“Aquí –afirma su progenitora, la joven Delvis Benítez Rondón, residente del reparto Galindo, de Bayamo-mi niño recibe esmerada atención por parte de un equipo de médicos y enfermeras que no solo aman su trabajo, sino que están muy bien preparados profesionalmente, somos ya una familia.

“La vida me ha puesto a prueba, pero por suerte es en un sistema como este. Mire, este equipo de ventilación es ya el suyo, con todo cuanto trae acoplado, y yo me ejercito en su manipulación, pues si contáramos en la casa con las condiciones indispensables, ya estaría de alta.

“Para tratar de cumplir los requerimientos constructivos indispensables para él vivir allí he tenido que vender todos mis equipos electrodomésticos, e incluso hacerlo mi abuelita, no obstante faltan detalles imprescindibles para su alimentación como el refrigerador y la batidora, y no tengo ayuda alguna al respecto, veremos cómo se soluciona”.

COMPROMETIMIENTO

Para la Doctora Danis Álvarez Arzuaga, especialista en Medicina General Integral y en Pediatría, y directora de la institución hospitalaria, comprometimiento es la palabra mayor en la Terapia intensiva, sala dividida en dos áreas con una dotación de 12 camas, un equipo joven de 10 intensivistas y 76 enfermeros diplomados.

“Resultó muy grande la morbilidad del año anterior en ese servicio, y fueron sumamente favorables los resultados alcanzados allí, sin dudas por el desempeño de ese equipo liderado por la Doctora Glenis Morales.

“Se ha cumplido –continúa- con la adherencia a los protocolos establecidos para tratar  las diferentes enfermedades, lo cual significa  ir adelante en el diagnóstico y tratamiento oportuno de la sepsis, ir disminuyendo las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria, causa de morbilidad y letalidad en el paciente pediátrico”.

DETALLES

Este colectivo culminó 2017 con un alto número de pacientes ingresados, morbilidad que casi redobla la de años anteriores.

Así lo confirma el Doctor Michel Figueredo reserva de la jefa de servicios de la Terapia, quien explica que dentro de los indicadores de la hospitalización, tuvieron 113 pacientes críticos, de ellos 73 lactantes, con una supervivencia total de 97,8 por ciento, del lactante de 90,3, y del ventilado de 97,8.

“Tuvimos 16 fallecidos en total, -argumenta- solo dos menores de un año, todos con enfermedades crónicas de base, con errores en el metabolismo, por lo cual fue imposible salvarlos.

“El colectivo fue aguerrido en la etapa, con disposición, luchamos mucho por la supervivencia de los pacientes, y contamos con el apoyo de la administración del hospital.

“Hacemos en el servicio ventilaciones prácticamente protectoras, no esperamos que el niño esté en condiciones deterioradas, para con ello optimizarle la oxigenación.

“Con respecto a la tecnología, de manera general no nos ha faltado nada. Para proyecciones futuras sería ideal un servicio con mayor por ciento de pacientes aislados, para evitar infecciones asociadas a cuidados sanitarios y con mejor desarrollo desde el punto de vista estructural”.

EJEMPLO

Lograr la condición de referencia en la provincia y resultados como los expuestos precisa de algo más que la consagración y el profesionalismo, y conversar con madres de pacientes, enfermeras, médicos, estudiantes y dos jóvenes residentes de la especialidad nos permitió llegar a la clave del asunto.

Las madres Noradelis Vázquez  y Elianis López han encontrado aquí, según refieren,  personas humildes, capaces de amar a los niños como a los suyos propios, que no tienen horario para estar al lado de los pacientes.

Bárbara Núñez Machado, Licenciada en Enfermería y jefa de la Sala, dice con evidente orgullo, “contamos con un colectivo unido, que se respeta y cumple todo con desinterés y amor. La Terapia intensiva se ha crecido, hay unidad y deseos de avanzar”.

La Doctora Yennis Rodé Sánchez, residente de segundo año de Terapia pediátrica es de poco hablar, pero expresa con vehemencia que este es un colectivo muy sacrificado que da todo por salvarles la vida a los pacientes.

Por su parte, el Doctor Maikol Olivares Brito, residente de primer año de la propia especialidad manifiesta:

“Hasta ahora mi estancia ha sido provechosa en cuanto a conocimientos para mi formación médica, estas son personas aguerridas, trabajadoras, entre las que prima la educación hacia nosotros la nueva generación.

“A cualquier cuota de sacrificio tratan siempre de que los niños egresen con la mejor situación de salud. En cuanto a mi formación, es a través del buen ejemplo, nuestros profesores predican con el ejemplo, y su actuar como médicos y personas es muy bueno. Somos un colectivo muy unido, sin discordia, tanto entre médicos y enfermeras”.

CARICIAS

Como suaves caricias nuestras miradas se posan sobre los cuerpecitos adoloridos, y el optimismo y deseo de su pronta recuperación se apodera de nuestros pensamientos.

Elisdel Abrahan, y las bebitas Elizabet Morenos Vázquez y

Emili Aguilar López quedan allí, junto a otros pequeños, recibiendo una hermosa demostración de humanismo y amor filial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. todo bien, pero porque tienen que hablar del costo diario del ingreso.
    las donaciones de sangre cuestan y en cuba no las pagan, y nadie anda sacando ni hablando de precio.