Homenaje al destacado dirigente comunista Blas Roca

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 25 abril, 2017 |
0

La Habana, – Un acto de homenaje a Blas Roca Calderío (1908-1987), condecorado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz como el primer Héroe del Trabajo de la República de Cuba, se efectuará este miércoles en la capital.
La Escuela Superior del Partido Comunista de Cuba Ñico López constituirá la sede del tributo de recordación, al cumplirse 30 años de la desaparición física del hombre que, al unísono, recibió la Orden José Martí, la máxima condecoración que otorga el Estado cubano.

Ambos reconocimientos le fueron entregados en una ceremonia solemne, efectuada en el Palacio de la Revolución el 21 de julio de 1983, solo tres días antes de su cumpleaños 75, cuando acumulaba más de medio siglo de batallar por la liberación, la felicidad y bienestar de la Patria, y los derechos y conquistas democráticas de los trabajadores.

Con apenas 26 años de edad, Francisco Wilfredo Calderío, de humilde extracción social, fue secretario general del Sindicato de Zapateros de su natal  Manzanillo, actual provincia de Granma.

Más tarde estuvo al frente del Partido Comunista y de la Federación Regional Obrera, hasta a convertirse en el máximo dirigente de los comunistas cubanos por acuerdo de su Segundo Congreso en 1934.

Él mismo cambió de nombre por el de Blas Roca, que comenzó a usar en 1933, lo transformó legalmente en 1939 y en 1943 salió a la luz pública su obra Los fundamentos del Socialismo en Cuba, escrito de forma didáctica y concebido como arma de combate.

Lucilo Battle, estudioso de la vida de Blas Roca, mencionó una anécdota que revela su temprano interés por las ideas de la nueva vanguardia revolucionaria.

Cuando por primera vez cayó en sus manos un ejemplar de La historia me absolverá, exclamó: “¡Como se parece esto a nuestro programa!”.

Su ejecutoria política hasta el triunfo revolucionario se caracterizó por su patriotismo, fidelidad a la clase obrera, sabiduría política, honestidad, modestia y la defensa de los principios del marxismo-leninismo.

En 1961 colocó en manos de Fidel las banderas del Partido Socialista Popular (Comunista) que dirigió en medio de las circunstancias más adversas, justo en el momento de la unificación de las organizaciones que  participaron en la lucha insurreccional.

A partir de entonces se incorporó de lleno a las tareas de la nueva sociedad, fue miembro del Comité Central desde su constitución en 1965, integrante del Buró Político del Partido, y presidente de la primera Asamblea Nacional del Poder Popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *