Iglesias cubanas se apropian de nuevas formas de construcción del siglo XX

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 20 septiembre, 2015 |
0
Iglesia ortodoxa rusa, de la Habana, una de los más recientes y novedosos modelos de las instituciones religiosas en la Cuba del siglo XX. / FOTO Tomada de internet
Iglesia ortodoxa rusa, de la Habana, uno de los novedosos modelos de las instituciones religiosas en la Cuba del siglo XX. / FOTO Tomada de internet

“Durante el siglo XX las construcciones religiosas hacen uso de las nuevas técnicas y materiales de construcción como cemento y hormigón que facilitan la edificación de las iglesias neogóticas en el siglo XX en comparación con el pasado siglo en tanto los sistemas de moldear que posee la arquitectura permiten hacer diversos elementos estructurales que propician la multiplicación de estas”, acotó hoy el Canal educativo 2, de la televisión cubana, en el programa Punto de partida.

“El siglo XX se va a caracterizar por el crecimiento acelerado de las ciudades, y la iglesia, aunque ya no es un ente rector, es una construcción representativa de estos nuevos repartos que se van a crear, o sea, la iglesia se extenderá hasta los repartos y comunidades intrincadas.

“La iglesia mantiene estilos arquitectónicos muy conservadores. Se va a caracterizar durante la primera mitad del siglo XX por estilos historicistas, por el neo gótico, neo romano. No será hasta 1944, con la construcción de la parroquia de San Agustín , hoy localizada en el municipio Playa, que comienzan los elementos modernos a parecer en las construcciones religiosas”, destacó Punto de partida.

En esta iglesia se hace una estructura de hormigón en arco, muy novedosa que empieza a diversificar la imagen formal que tienen iglesias que la suceden. El uso del art deco, en la de San Agustín, significó un giro en la imagen visual de las construcciones religiosas habaneras. No obstante, todavía en la década del 50 seguimos construyendo iglesias de estilo historicista como podemos apreciar en la iglesia Jesús de Miramar.

Destacó además que la construcción religiosa se detiene en 1959: “En las primeras seis décadas del siglo XX hay innumerables construcciones religiosas, pero este proceso queda entre dos limites temporales, el comienzo de la colonización y en 1959.”

Por otro lado apuntó que es excepcional la construcción religiosa en tiempos recientes, pues se han hecho dos catedrales ortodoxas, entre ellas la ortodoxa rusa, en la Avenida del Puerto de La Habana, Cuba; y se construyó el seminario San Carlos, inaugurado en 2010. Esta es la primera construcción de la iglesia católica después de 1959.

El servicio religioso en este templo lo ofrece un sacerdote ruso, que tiene residencia en Cuba.

Según refiere el sitio digital www.ecured.cu, fue construida a base de materiales tradicionales como el hormigón y el ladrillo (más de dos millones y medio fueron utilizados) y, además, se fabricó el “ladrillito tipo panetela”, de muy poco peso, para las cubiertas del templo, a base de bóvedas y cúpulas. Los ladrillos se pusieron en el aire y se pegaron con yeso de fraguado rápido, solo con algunas guías para que los albañiles mantuvieran la posición de cada pieza.

“El edificio, que abarca un área de 1200 metros cuadrados, posee tres objetos de obra: iglesia, diócesis y campanario. La planta baja del templo se destina a áreas administrativa, habitaciones del padre, baño público, cocina, salón de reuniones, sala de computación y área técnica; en tanto la parte superior acoge a la iglesia como tal, con capacidad para quinientas personas aproximadamente, y a la cual se accede mediante dos escaleras de granito por necesidades de la liturgia y la consagración.

“Los muros de la iglesia miden entre 45 cm y 80 cm de ancho, porque el diámetro de los arcos precisa de soportes capaces de resistir el peso. Se aplicaron materiales cuyas características técnicas preservan al inmueble de las inclemencias del ambiente marino de esa zona”, expone Ecured.

Solo dos días bastaron para completar el montaje de las seis cúpulas (cinco en la iglesia y una en el campanario) e igual cantidad de cruces, que hoy coronan la Sacra Catedral Ortodoxa Rusa Nuestra Señora de Kazán.

“Después de trasladar sus piezas, procedentes de Rusia hasta la capital cubana, los especialistas de ese país se instalaron en unos de los espigones situados en la Alameda de Paula, área cercana al templo, y allí armaron las cubiertas en forma de cebolla, forraron con cobre y laminaron en oro, y así hicieron con las cruces.

“El ícono de Kazán, de tradicional estilo greco-bizantino, fue pintado en Constantinopla durante el siglo XIII. La obra sagrada presenta la imagen de medio cuerpo de la Santísima Virgen sosteniendo al Niño Jesús sobre sus rodillas, quien está casi de pie y en actitud de bendecir a la virgen, hacia quien levanta su mano derecha”, precisa la página digital.

Actualmente en el occidente de Cuba se están realizando nuevas construcciones de templos, en el reparto Guiteras, de Guanabacoa; y en Sandino, Pinar del Río. Ambos creados después de 1959. También se comenzará a construir un templo en Santiago de Cuba, anunció el programa televisivo cubano Punto de partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .