Imprescindible aporte del campesinado bayamés

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 26 abril, 2020 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios

En medio de las difíciles circunstancias que impone la Covid-19, más de tres mil campesinos que integran la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap) en Bayamo se comprometieron a incrementar sus producciones para contribuir a la alimentación del pueblo.

Joel Pacheco Milanés, presidente municipal de la Anap, dijo que buscan alternativas preparando la tierra, localizando la semilla y sembrando en las áreas bajo riego y de secano, esta última cuando inicien las lluvias para cumplir con el imprescindible aporte del campesinado.

Explicó que priorizan en una primera etapa los cultivos varios de ciclo corto como boniato, calabaza y otras hortalizas de hojas, al tiempo que están identificadas otras hectáreas para plantarlas de plátano y yuca.

A la par de esas acciones, la Anap promueve las medidas sanitarias entre las familias campesinas y en conjunto con la Federación de Mujeres Cubanas impulsa la elaboración de nasobucos, cuya cifra se contabiliza en varios centenares hasta la fecha.

Mientras, José Antonio Ortiz Acosta, vicepresidente de la Cooperativa de créditos  (CCS) Israel Oliva Montero, señaló que preparan módulos de productos agropecuarios para venderle a los trabajadores de sector de la salud como reconocimiento a su abnegada labor de salvar vida en Cuba y otros pueblos hermanos.

Ortiz Acosta subrayó que cumplen los planes de los cultivos varios y de leche fresca de vaca y culminan la recolección de cebolla, tomate y pimiento.

Los casi 50 socios de la CCS bayamesa entregan significativos volúmenes de viandas, hortalizas y frutas a mercados, además de cebolla, tomate, remolacha, plátano vianda y yuca a centros hospitalarios y de asistencia médica en la capital provincial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *