Impulsa ZETI desarrollo territorial hacia nuevos horizontes (+ fotos)

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 3 julio, 2019 |
0
FOTO Rafael Martínez Arias

La empresa nacional de servicios técnicos  industriales (Zeti)  es ejemplo fehaciente  del sabroso bailable A la hora que me llamen voy, del  afamado compositor y cantante Cándido Fabré.

Hoy sus obreros y especialistas se hacen presentes en el montaje de la planta beneficiadora de granos del complejo agroindustrial arrocero  José Manuel Capote Sosa, en Puente Guillén, con  una brigada de Automatización y Eléctrica y un eficiente grupo de techadores, famosos ya por sus trabajos en Granma.

A Puente Guillén lo separan de Bayamo unos 80 kilómetros de asfalto, baches, terraplenes  y ya en  el macizo arrocero,  caminos empolvados y solitarios salpicados por cultivadores del cereal en un  terreno ideal para ello y algún que otro vehículo de la rama agrícola o constructiva.

Allí se alza una moderna planta, con  tecnología china, para el beneficio de semillas de arroz, perteneciente al referido complejo como parte del  mejoramiento de instalaciones, para lograr mayor capacidad  productiva y de almacenamiento.

La nueva instalación sustituirá  una planta con más de 25 años de explotación y elevado deterioro, y  propiciará incrementar  rendimientos.

William Galán Galán, jefe de producción de la unidad empresarial secadero- planta de semillas, afirma que  la inversión beneficiará  la calidad de la simiente y permitirá el procesamiento cotidiano de 80 toneladas  del cereal, donde  antes solo podían  beneficiar  20 toneladas en una jornada.

FOTO Rafael Martínez Arias

Los arroceros de Granma  planean a futuro hacer añicos su record histórico de producción más de 84 mil toneladas (logrado el pasado año) y  entregar más de 90 mil toneladas del granos, para lo cual es decisiva la calidad de la semilla.

“Prestaremos  servicios a granjas arroceras,  Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC), y otras bases productivas de la zona”, precisó Galán Galán.

Por su parte Rolando Oduardo, jefe de grupo de automática de la sucursal ZETI Granma, indica que  esta entidad  asumió la responsabilidad del montaje completo desde el nivel cero y el acoplamiento eléctrico  y  automatización, junto a  la reparación estructural.

“Tenemos una preparación base del sector azucarero,  pero a solicitud del gobierno y el  Partido, no vacilamos en prestar nuestro concurso a quien lo necesite”, opina.

Por su parte Edel Aponte, jefe de brigada y mecánico montador, informó que la obra marcha al 95 por ciento,  con varios equipos, como la báscula, la máquina de limpieza,  clasificadores de granos,  máquinas de fumigación y de ensaque y solo resta por concluir el montaje de un elevador y el piso de los pasillos y algunas conexiones de tuberías… “Todos soy muy jóvenes y entusiastas”.

Para que pueda tenerse una idea  de la cantidad y calidad de las labores generales en 12 meses,  la sucursal ingresó en 2018 algo más de siete millones de pesos y nacionalmente  260 millones en ambas monedas, pues  todo lo que haga falta en  un central lo “pone”  Zeti: equipos, centrífugas, bombas  mazas… y también  se abre hacia nuevos horizontes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *