Impulsan en Granma proyecto productivo

Share Button
Por Andy Zamora Zamora | 20 abril, 2019 |
0
FOTO Andy Zamora Zamora

El Proyecto de Innovación Agropecuaria Local (PIAL) avanza en su cuarta etapa de implementación en Cuba, con el objetivo de fortalecer las acciones locales para el desarrollo de estrategias efectivas en la obtención de alimentos.

Como resultado, Granma dispone actualmente de herramientas eficientes para alcanzar ese propósito, tales como ferias agropecuarias de variedades de viandas, bancos de semilla, impartición de talleres de capacitación, entre otros.

La llanura del Cauto, por sus características meteorológicas posibilita alternativas de producción de alimentos, especialmente aquellas variedades adaptativas al cambio climático.

Viandas como el ñame y la yuca, además del tomate y el pimiento en la categoría de hortalizas, son potenciadas en fincas cautocristenses.

La ganadería, representada por la crianza ovina, la especie caprina, además de pastos y forrajes para la alimentación animal, contará con apoyo para su incremento en cantidad y calidad.

En el territorio, el mejoramiento genético del maíz, ya muestra resultados, gracias a los intercambios de conocimiento y de simientes para alcanzar mayores volúmenes por hectáreas.

El garbanzo, con once variedades y algunas de frijoles, son introducidos como novedades para el campesinado de la zona.

Los gestores de ese plan trabajan también para disponer de una mini industria destinada a la elaboración de derivados de frutas, las cuales complementarán el conjunto de opciones alimentarias puestas a disposición de productores, para luego generalizar esas prácticas.

Miladis Almaguer Solano, facilitadora del programa en Cauto Cristo aseguró que la Filial Universitaria Municipal cumple una gran responsabilidad en la coordinación del Sistema de Innovación.

“Desde la concepción de la idea, basada en la ampliación de oportunidades agrícolas y ganaderas, esta institución ha cumplido un rol imprescindible para asegurar un proyecto viable, con posibilidad de ejecución real y que brinde sostenibilidad, luego de la conclusión del mismo.

Ahora los campesinos están organizados en grupos de innovación local, donde interrelacionan sus experimentos con los saberes científicos de los centros de investigación y la universidad”, expresó.

La Doctora en Ciencias Rosa Acosta Roca, codirectora de la iniciativa a nivel nacional, destacó que Bayamo, Guisa, Jiguaní y Cauto Cristo resultan protagonistas en el cumplimiento de los objetivos concertados por esa vía, para responder al programa económico de respaldo productivo impulsado en el país.

También refirió la importancia del diagnóstico de las fortalezas y debilidades de la agricultura, para la puesta en marcha de ese método, basado en la participación, donde juega un papel fundamental la articulación de ese sector con el Ministerio de Educación Superior, el Centro de Innovación Tecnológica y Medio Ambiente, además de los decisores políticos y gubernamentales en los municipios.

“Desde el 2002 inició el impacto de las buenas prácticas en la provincia, con la formación de facilitadores para garantizar la socialización de formas más eficientes de alcanzar las metas propuestas por los líderes de esa plataforma”, afirmó Pedro Castillo Fonseca, coordinador provincial del PIAL.

El Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA), de conjunto con ocho universidades del país, el Instituto de Investigaciones Jorge Dimitrov y otras instituciones, integran el equipo de trabajo.

Para Daryamis Leandra Ramírez Varón, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Cauto Cristo, los decisores y actores, incluidos los integrantes del gobierno local, están sensibilizados y actuarán acorde con las necesidades del pueblo y las posibilidades de aplicación de las nuevas formas de producción.

La demarcación cautocristense fue insertada entre las existentes en ocho provincias cubanas, para cerrar ciclos hasta el 2022, cuando concluirán los aportes financieros para ampliar las capacidades de generación.

Este proyecto hace sinergia con ocho iniciativas de financiación internacional y dos empresariales, impulsados en el territorio.

Esta resulta una de las municipalidades con adelantos en esa materia y continuará los esfuerzos para el mejoramiento de la calidad de vida del pueblo, con la sostenibilidad de este programa tan importante, en una zona caracterizada por ser netamente agrícola.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *