Inauguran clínica docente veterinaria en la Universidad de Granma

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 17 junio, 2016 |
1

Los trabajadores y estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Granma (UdG) están de plácemes, asegura Alina M. González Méndez, comunicadora de la sede Blas Roca Calderío, de esa Casa de altos estudios.

El motivo de su alegría es ver hecho realidad el anhelo de tener una clínica  docente veterinaria, recién inaugurada y que lleva el nombre Francisco Ceiro Suárez.

Los trabajadores de mantenimiento de la UdG acondicionaron los locales para ese fin, consistentes en dos consultas externas, admisión y archivo, esterilización, pre operatorio, dos salones de operaciones (pequeño y grande), recuperación, almacén, laboratorio clínico (parasitología y hematología) y vestidor.

En ese pequeño hospital veterinario los estudiantes podrán realizar sus prácticas laborales, intervenciones quirúrgicas, curaciones, consultas, entre otros servicios, que serán extendidos a la comunidad.

En el acto inaugural de la clínica estuvo Karina Ceiro Grimón, hija de Francisco Ceiro Suárez, profesor de la mencionada Facultad, ya fallecido, incansable impulsor de esa obra y a quien se confirió un reconocimiento post mortem a su vida y obra, recibido por Karina Ceiro.

Los presentes recorrieron las instalaciones de la clínica y recibieron las explicaciones de su director, el Máster en Ciencias,  profesor Armando Cuesta Guillén, quien defiende la idea de que “no importa si es para humanos o animales, la medicina es una sola”.

“Me formé en esta área y sé lo que representa para el que estudia medicina, la medicina es una sola, lo demás es una cuestión de dosis, de pacientes y también, a veces, de concepto de las personas” dijo Cuesta Guillén, y prosiguió:

“La Medicina Veterinaria es medicina también y por tanto no se puede concebir formar médicos veterinarios sin hospital y sin clínica.  Esta clínica de alguna manera tiene que influir positivamente en la motivación de nuestros estudiantes”.

El embrión de la  Universidad de Granma, en la provincia homónima, sudeste de Cuba, fue, hace casi 40 años, el Instituto Superior de Ciencias Agropecuarias (ISCA) Bayamo, con sede en Peralejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. La medicina veterinaria tiene como objetivo principal preservar la salud animal y “curar” a los animales enfermos. Esto les proporciona cumplir sus objetivos sociales dependiendo de sus “capacidades” productivas, de trabajo o compañía. !Ojalá no muera joven este logro!