Incansables en busca de la senda ganadora en fútbol cubano

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 24 enero, 2019 |
0
Ramón Marrero confía en el repunte de sus discípulos / Fotos Rafael Martínez Arias

Sin ejercer el dominio que lo condujo al título en las dos últimas versiones, el equipo de Santiago de Cuba consiguió un agónico triunfo de 1-0 frente a Granma, este miércoles, durante la segunda jornada de la Liga cubana de fútbol.

A juzgar por lo acontecido en la cancha jiguanisera Conrado Benítez García, el encuentro transcurría parejo hasta las postrimerías, lo que presagiaba un empate sin goles.

Sin embargo, un error de marca en la zaga local fue aprovechado por Bryan Savigne, al minuto 88, para perforar las redes que defendía Rángel Castillo y endosarle el segundo revés a los Incansables en la aún joven temporada.

“Hay deslices que cuestan”, así lo consideró el director técnico granmense Ramón Marrero, quien a pesar del revés observó mejoría en el desempeño de sus alumnos, luego de la presentación inicial en predios holguineros, donde cayeron 1-2.

Pero el resultado hubiese sido otro, de haber concretado el volante lateral Luis Miguel Carrera una jugada colectiva, cuando casi expiraba la primera mitad, “técnicamente lo hizo mal, debió pegarle con el interior del pie y ahí vino el fallo”, indicó Marrero.

En cambio, un joven de apenas 18 años, Yadiel González, fue una de las notas más agradables en la formación granmense, “hice lo que pude, es mi primer campeonato nacional e iré adquiriendo experiencia”, comentó el bayamés, a quien se le vio dispuesto sobre la cancha, también en rol de volante.

Asimismo, sorprendió el despliegue de Ruslan Batista -en ocasiones solo en su posición de delantero-, a pesar de la lesión en el calcáneo que lo aqueja, y de Adonis Ramos, principales referentes ofensivos.

Algo contrariado por el fracaso, el principal entrenador de la selección reconoció que aún falta profesionalidad, “además, tenemos que seguir mejorando en la concentración y el trabajo psicológico, y aprovechar los juegos en casa”, reflexionó.

Por eso, insistió en la ejercitación diaria, “hay que entrenar como si estuviéramos jugando, aunque nunca las acciones en la preparación son las mismas del partido”, precisó.

Sin ánimo de justificar el discreto arranque, Marrero recordó que el alistamiento fue muy corto, “aceleramos el trabajo con varios jugadores y faltaron topes de confrontación, por lo que encontraremos la forma deportiva a medida que transcurra el torneo”.

Ramón también interioriza las exigencias de un certamen: “El ritmo es fuerte (jugando sábados y miércoles), quizá haremos algunos ajustes, después de los primeros ocho o 10 partidos”.

De hecho, la fase clasificatoria se antoja bastante complicada en la llave oriental, con varios de los primeros lugares de la edición anterior, “por lo que urge sumar puntos”, indicó Marrero.

Esa es la mentalidad que debe reinar entre los Incansables, que este sábado enfrentarán en predios guantanameros al once anfitrión, con el único propósito de encontrar la senda ganadora.

Ruslan Batista, máximo artillero de la pasada edición, ha marcado el único gol del equipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *