Incrementarán facilidades para la venta de productos gastronómicos

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 29 octubre, 2018 |
1
La gastronomía popular es un servicio que llega a los barrios y comunidades / FOTO: Internet

Manzanillo.- Unos cincuenta carritos destinados a los servicios de la gastronomía popular de Bayamo y esta costera ciudad de la provincia de Granma, fabricará en breve el colectivo de los Astilleros del Golfo (ASTIGOLF), como parte del programa destinado a incrementar las facilidades de aquel sector en escenarios de amplia concentración de personas.

Durante un reciente recorrido por la entidad, Federico Hernández Hernández, primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Granma constató los prototipos de semejantes equipos, que se ubicarán en áreas con elevada concentración de personas, especialmente las dedicadas a ferias, actividades de recreación e instalaciones deportivas.

El dirigente político granmense insistió en la necesidad de fabricar los carritos con calidad para extenderle la vida útil, cuestión directamente proporcional al fortalecimiento de los servicios gastronómicos destinados al pueblo en diferentes escenarios.

Acompañado por su homólogo manzanillero Calixto Santiesteban Ávila y por José Enrique Remón Domínguez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, Hernández Hernández estuvo además por el restaurante  La Lisetera Cayo Confite.

Directivos del sector explicaron a los visitantes que luego de un amplio y extenso proceso inversionista de reparación de sus diversas áreas, la emblemática unidad gastronómica, única de su tipo en Cuba, reabrirá sus puertas a los clientes el domingo cuatro de noviembre, con una capacidad de 285 personas, muy por encima de la anterior.

 

De la cifra mencionada, 40 comensales accederán a los servicios en los portales del inmueble, ahora con un atractivo sistema de techo, mientras se anunció que continuarán los trabajos en la terraza para terminar lo más pronto posible la construcción de baños y la cancha, donde venderán coctelería, cervezas y entremés.

Los fines de semana, una vez que concluya en las noches la prestación de servicios, La Lisetera funcionará como cabaret.

Junto a Harold Pérez Teira, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial, el principal dirigente político de Granma, Federico Hernández Hernández constató las labores que ejecuta una brigada de trabajadores del sector no estatal para concluir una taberna en las calles Sariol y Calixto García, instalación que también formará parte del sistema gastronómico de la ciudad del Golfo de Guacanayabo.

En declaraciones a la prensa, el también integrante del Comité Central del Partido Comunista de Cuba expuso que los trabajos que hoy se ejecutan en territorio manzanillero forman parte de la continuidad del programa por los 150 años de la gesta independentista de La Demajagua y el 60 aniversario del Triunfo de la Revolución, que tiene como principal objetivo la satisfacción del pueblo en los diferentes ámbitos de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Lo del cabaret es una idea descabellada. Si cometen tal desatino, ese lugar, al que no se cansan de dar loas, va a durar bien poco. ¿O son tan ingenuos que no saben que los cabarets se han convertido en sitios de broncas y de los peores dislates, tanto de clientes como de quienes prestan el servicio?