Indios y Cachorros listos para hacer historia en Serie Mundial

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 24 octubre, 2016 |
0

world_series-primary-2016Washington, – Indios de Cleveland y Cachorros de Chicago comienzan mañana la batalla por la Serie Mundial-2016 del béisbol estadounidense, con el incentivo de poner fin a décadas de sus sequías de título.
Gane quien gane, el duelo pactado al vencedor en cuatro juegos hará historia, porque La Tribu no celebra en grande desde 1948, mientras los del norte de la llamada Ciudad de Los Vientos no lo hacen desde mucho más, 107 años, todo un récord para el deporte profesional norteamericano.

El Progressive Field de Cleveland resultará sin dudas pequeño con sus cerca de 38 mil butacas para el choque inaugural del Clásico de Otoño, una instancia a la que los locales no llegaban desde 1997, cuando perdieron 4-3 con Marlins de Florida, y la visita la había alcanzado por última vez en 1945, el mismo año en que perdió en siete partidos frente a Tigres de Detroit.

Para Cachorros, 1945 representó además el comienzo de la archinombrada Maldición de la Cabra, y cierta o no, la frase pronunciada entonces por el indignado Billy Sianis “Los Cachorros nunca más volverán a ganar”, retumba hasta nuestros días.

Prensa Latina analiza los principales aspectos relacionados con la Serie Mundial 2016, que comienza en Cleveland gracias a la victoria de la Liga Americana sobre la Nacional en el Juego de las Estrellas de este año:

CÓMO LLEGARON:
Cachorros de Chicago fue la novena más ganadora de la temporada, con 103 victorias y 58 derrotas, para dominar sin problemas la División Central de la Liga Nacional, en la cual sacaron 17 juegos y medio de diferencia a su más cercano perseguidor, Cardenales de San Luis.

También tuvo el mejor balance como local del año, al sonreír 57 veces en el Wrigley Field, y salir cabizbajo solo en 24 ocasiones.

Colectivamente, Chicago bateó 256 (puesto 14 en las Grandes Ligas) con 199 jonrones (13) y 808 carreras anotadas (tercero); lanzó para efectividad de 3.15 (primero) y su fildeo de 983 ocupó el lugar 21 de 30 equipos, con 101 errores.

En la postemporada, Cachorros superó 3-1 a Gigantes de San Francisco en una de las Series Divisionales y 4-2 a Dodgers de Los Ángeles en la Serie de Campeonato.

Por su parte, Indios de Cleveland terminó la campaña con 94-67, ocho partidos por delante de Tigres de Detroit en la División Central, pero del nuevo circuito.

El bateo colectivo de Cleveland fue de 262 (sexto lugar en Las Mayores) con 185 cuadrangulares (18) y 777 anotadas (quinto); lanzó para 3.84 (séptimo) y registró fildeo de 985 (12), con 89 errores.

Cachorros e Indios no se enfrentaron en la temporada.

ROTACIÓN DEL PITCHEO Y RELEVOS
El manager de Cleveland Terry Francona anunció una posible rotación, mientras el mentor de Chicago, Joe Maddon, aún no lo ha hecho.

La Tribu tendría mañana a su as Corey Kluber (2-1 y 0.98 en los playoffs 2016), el miércoles a Trevor Bauer (0-0 y 5.06, pero de actuación limitada por lesión en un dedo) y el viernes en el primer duelo del Wrigley Field a Josh Tomlin (2-0 y 2.53), sin descartar que Francona intercambie a los dos últimos, en dependencia de la recuperación de Bauer.

Pese al silencio de Maddon, nadie duda de que el zurdo Jon Lester (2-0 y 0,86, además de Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato) lance mañana en el Progressive Field.

El resto de los abridores pudieran ser Jake Arrieta (0-1 y 4.91), Kyle Hendricks (1-1 y 1.65) y el veterano John Lackey (0-0 y 5.63), por ese orden.

Hendricks, derecho de 26 años, tiró una joya de pitcheo el sábado frente a Dodgers de Los Ángeles, triunfo que dio el boleto a Chicago a la Serie Mundial, lo cual sugiere que Maddon no lo pondrá el miércoles con tres días de descanso.

En el papel, la rotación de Chicago parece más sólida, aunque a estas alturas de la campaña cualquier cosa pudiera suceder.

Por el contrario, Cleveland cuenta con un bullpen excelente, liderado por el zurdo Andrew Miller (1-0, 0.00, un salvado y 11.2 innings con 21 ponches, el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato) y Cody Allen (0-0, 0.00, cinco rescates y 12 ponches en 7.2 entradas), sin olvidar a Bryan Shaw (2-0 y 4.76).

La fórmula para el manager Francona es bastante simple, llegar al sexto capítulo con ventaja, y encargar el resto del trabajo a sus relevistas, en particular a Miller y Allen.

Maddon tiene un bullpen de calidad, pero con actuación inestable en la postemporada, sobre todo el supersónico cubano Aroldis Chapman (1-0, 3.38 y tres salvados).

Chapman trabajó muy bien en la mayoría de sus ocho salidas, pero en dos de ellas su recta de más de 100 millas por hora (hasta 103 en los playoffs) fue bateada por los contrarios.

También el venezolano Héctor Rondón (1-0 y 4.91) ha lanzado con efectividad variable.

OFENSIVA
Tanto Cachorros como Indios disponen de buenos argumentos al bate, aunque la alineación de Chicago luce más balanceada.

En la postemporada 2016, Cachorros promedia en 10 choques 222, con 12 jonrones y 48 anotadas, además de tres bases robadas.

La buena noticia para Maddon es el despliegue ofensivo de los últimos partidos contra Dodgers del inicialista Anthony Rizzo (225, par de cuadrangulares y cinco remolques) y del torpedero Addison Russell (189, dos jonrones y cuatro impulsadas).

Rizzo y Russell se incorporaron al ataque del camarero boricua Javier Báez (342, un vuelacercas y siete propulsadas, junto al zurdo Lester Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato), el antesalista Kris Bryant (333, un batazo de cuatro bases y seis hacia el plato) y el patrullero Dexter Fowler (262, un jonrón y cuatro empujadas).

Por su parte, La Tribu batea en los playoffs 208 y acumula 11 jonrones, 27 anotadas y tres estafadas en ocho encuentros.

Indios ha tenido como bujía al torpedero puertorriqueño Francisco Lindor (323, dos cuadrangulares y cuatro remolques) y necesita de un mayor aporte del primera base Mike Napoli (179, un jonrón y dos impulsadas), del designado dominicano Carlos Santana (172, dos jonrones y dos empujadas) y del camarero Jason Kipnis (167, dos jonrones y cuatro propulsadas).

FAVORITO
La mayoría de los entendidos dan en sus pronósticos a Cachorros como equipo favorito, incluyendo simulaciones en computadoras, pero a Indios no parece importarle esto.

Cleveland barrió en su Serie Divisional 3-0 al por los expertos preferido de la Liga Americana, Medias Rojas de Boston, y después despachó 4-1 a Azulejos de Toronto, pese a su temible tanda de toleteros.

A favor de La Tribu está su ventaja de local y la hasta ahora inmaculada efectividad desde el montículo de los apagafuegos Miller y Allen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *