Industria Alimentaria reanuda producción de galletas de sal, entre otras

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 26 julio, 2021 |
0
Foto/Armando Contreras

Un incremento en los volúmenes de entrega de harina de trigo a la Empresa provincial Integral de la Industria Alimentaria (Epiia) de Granma, a partir de la semana pasada, permiten aumentar sus volúmenes productivos y, en correspondencia, entregar más alimentos al pueblo.

Davisnel Peña Peña, subdirector comercial de la Epiia, explicó que la entrega de 64.7 toneladas de harina  de trigo permitirá retomar la producción de galletas de sal, pan liberado y repostería tradicional.

Hoy, esto permitirá restablecer en el territorio la repostería tradicional que se lleva a cabo en las dulcerías de manera liberada, no así la especializada en unidades como el Pancon y el Palacio del dulce.

“Todavía no se podrá producir fontana, brazo gitano con mantequilla, cake capitolio ni capuchino, que llevan entre otras materias primas maicena, maní, cobertura de chocolate y las cuales no disponemos.

“Ya comenzamos a comercializar galletas de sal en la zona norte y estamos en condiciones de hacer algunas entregas a los mercados Ideal y los fines de semana”, explicó Davisnel Peña.

Las afectaciones del bloqueo se reflejan diariamente, desde una materia prima que no llega a tiempo por lo lejos que tenemos que buscarla y el asedio directo a las transportaciones vía marítima de nuestro país.

Mayormente se ven afectadas materias primas como la leche en polvo, la harina, las materias para la elaboración de aseos y que son del día a día.

Granma gasta 80 toneladas de harina de trigo diariamente, ciento por ciento importado.

Ante la imposibilidad de adquirir a tiempo esta materia prima, industrias como la alimentaria han visto restringuido sus volúmenes a 50.3 toneladas de harina de trigo mensual, sin embargo, el asegurar el pan de la canasta básica implicaba consumir 49 de estas toneladas, lo cual apenas deja margen para sostener el resto de sus producciones.

“La empresa dejó de recibir en 2019 más de 170 toneladas de harina, materia prima decisiva en la elaboración de repostería, galletas y otros productos afines, ello obligó a paralizar a mediados de 2019 las cinco fabricas de galletas de la provincia situación que se agravó en 2020 y 2021″, declaró Davisnel Peña.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla incicide no solo en el déficit de materias primas, también la adquisición de diesel para mantener activas las líneas de galletas, sorbetos y barquillos para helado, que requieren específicamente de gas licuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *