Innovaciones fertilizan producción de equipos agrícolas (+fotos)

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 20 noviembre, 2020 |
0
Ignacio López Sánchez/FOTO Rafael Martínez Arias

Las manos, son como un caudaloso río, si se conducen por buen camino, pueden abonar la tierra y hacerle germinar frutos; pero si desvían su cause, podrían causar daños considerables.

Como el río, que  energiza y subsana las averías ocasionadas por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos a la Isla, y que limita la adquisición de maquinarias y piezas de repuesto, son las manos de Ignacio López Sánchez, innovador en la Empresa mecánica Bayamo (Emba).

Su vida laboral transcurre mayormente en el taller herramental donde se fabrican los dispositivos para el taller de maquinado, soldadura y corte.

Aquí lleva buena parte de su vida, gestando ideas para solucionar roturas, desperfectos, e incluso crear piezas nuevas que permiten la puesta en marcha de la treinteañera industria.

Corroboran su habilidad, su más reciente innovación, la creación de un dispositivo para fabricar acopladores de boquilla para la máquina de soldar.

FOTO/Rafael Martínez Arias

La inventiva, evita importar este implemento y aprovechar las boquillas obsoletas existente en la empresa. También permitió restablecer cinco máquinas que no podían funcionar porque las boquillas no acoplaban.

Como consecuencia se perjudicaba la creación de  máquinas de riego eléctricas de pivote central, que hoy favorecen la producción de alimentos en el país y que constituyen uno de los prodyuctos líderes de la Emba.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Las afectaciones incidían también en la creación de molinos a viento y casas de cultivo, así como la reparación de remolques arroceros, cañeros e implementos agrícolas, surtidos, que fuese imposible materializar sin la existencia de este acoplador de boquilla.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

“Me siento orgulloso de mi oficio, de lo que soy, porque mis trabajos han contribuido al aumento e la productividad de la empresa y a mantener activos los puestos de trabajo.

FOTO/Rafael Martínez Arias

“He hecho trabajos parecidos a este, el pasado año fabriqué una boquilla;  ahora el acoplador de la boquilla, ese es nuestro trabajo, ponnerle el pecho a lo que venga.”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *